Reviven virtualmente a una niña de siete años fallecida

Reviven virtualmente a una niña de siete años fallecida

En la vida diaria, cada día más, el desarrollo tecnológico permite dar pasos de gigante cambiando virtualmente todo lo que ocurre a nuestro alrededor. El mundo virtual nos da posibilidades que nunca habríamos podido imaginar.

Para tener un claro ejemplo de ello, no hay más que analizar la noticia trasladada por eldiariony.com. Según ha informado esta publicación, una madre pudo “revivir” virtualmente a su hija de 7 años, fallecida como consecuencia de un cáncer, y darle una conmovedora despedida. Todo ello fue posible por la recopilación de vídeos y fotografías de la niña. Viv Studio, una compañía de Corea del Sur, hizo posible una animación de realidad virtual, partiendo de la voz, rasgos y gestos de la niña. Para poder llevar a cabo todo este proceso de “de regreso a la vida” a la pequeña fallecida, Nayeon, hicieron falta ocho meses de trabajo.

Nayeon fue diagnosticada de cáncer hematológico hace tres años. El fallecimiento tuvo lugar un mes después. Jang Ji-sung, madre de la niña, estaba desconsolada por el modo tan triste en que tuvo que despedirse de su hija. Por ello, quiso formar parte de este proyecto y poder tener la posibilidad de despedirse de su hija, virtualmente, de un modo diferente.

En el vídeo se puede ver a la madre de Nayeon situada en el parque al que le gustaba ir a su hija. Y se puede ver su reencuentro con la pequeña. Jang Ji-sung se deshace en llanto mientras intenta tocar y abrazar a su hija. Un documental de MBC, que se llama “I Met You”, fue el encargado de visualizar el vídeo, grabado con ese objetivo.

Tras la visualización del vídeo, los comentarios surgidos han sido de todo tipo. Por un lado están aquellos que se mostraron totalmente conmovidos por la reacción de la madre al reencontrarse con su hija. Mientras que, por otra parte, manifestaron sus dudas acerca del afán terapéutico de utilizar una recreación de este modo virtual, enfrentando a una persona con una pérdida tan dolorosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *