El crecimiento de la economía española se frena

El crecimiento de la economía española se frena

La guerra en Ucrania ya ha dejado sentir sus efectos en las previsiones de crecimiento de la economía española, según el Banco de España.

El organismo regulador ha rebajado su pronóstico hasta el 4,5% para este año, lo que supone un 0,9% menos que en su anterior cálculo. En diciembre, avanzó que el crecimiento de la economía española sería de un 5,4%.

Asimismo, el Banco de España eleva la inflación media para el conjunto de 2022 desde el 3,7% hasta el 7,5%. Así se indica en el informe publicado este martes sobre proyecciones macroeconómicas de la economía española.

Ángel Gavilán, nuevo director general de Economía y Estadística del organismo regulador, explicó que el comportamiento de actividad estaba sorprendiendo al alza. Lo mismo sucedía con la inflación, hasta que llegó la guerra en Ucrania.

El conflicto bélico ha supuesto una interrupción de esta tendencia alcista de la economía española. Aún no se había terminado la recuperación de la crisis sanitaria cuando ha llegado la guerra.

“La extraordinaria incertidumbre sobre la duración e intensidad del conflicto impide una valoración precisa de sus implicaciones”, reconoce Gavilán.

Ahí no acaba el asunto. El Banco de España avanza que el impacto macroeconómico más intenso del conflicto bélico se percibirá en el segundo trimestre del año.

Además, si no hay una escalada de las hostilidades, la actividad a irá aumentando gradualmente durante el segundo semestre.

Así las cosas, el PIB crecería un 0,9% el primer trimestre de 2022, pero sin advertirse los efectos de la guerra. Por tanto, el crecimiento de la economía española en el segundo trimestre será de sólo un 0,1%. Posteriormente, irá elevándose al 0,4% y al 0,7% en los trimestres siguientes, respectivamente.

Pese a ello, el organismo regulador no prevé que España entre en recesión. No obstante, no se descarta unas consecuencias macroeconómicas más graves como consecuencia del conflicto.

Esto podría llevar a caídas “transitorias” de la actividad en algún trimestre, pero con carácter coyuntural.

Por tanto, en tasa anual el Banco de España calcula que el PIB crecería alrededor del 4,5% en 2022. Esto se debe al elevado ritmo de crecimiento del PIB en el segundo semestre del año pasado.

Tal es así que el organismo regulador estima que aun no habiendo crecimiento en tasa intertrimestral, la tasa media anual se elevaría hasta el 3,1%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.