Correa reconoce que Rajoy conocía la trama “y daba el ok”

Carga todas las culpas en los populares.
Francisco Correa compareció ayer ante la Comisión de Investigación de la supuesta financiación irregular del PP en el Congreso. En ella ha descargado todas las culpas en los populares, añadiendo que no están todos los responsables en el banquillo: “Puede ser que no estén todos los que son. Al final, quien investiga es el Ministerio Fiscal y es el que decide a quién investiga y quién recibe la imputación”, señaló en respuesta a la pregunta de Toni Cantó, portavoz de Ciudadanos, sobre si el “eslabón podrido” del PP estaba poco representado entre los acusados del juicio Gürtel. A continuación, señaló al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy como el último responsable de los gastos de campaña y de los gastos ordinarios cuando éste ocupaba el cargo de secretario general. “Yo creo que daba el ok, pienso que sí, pero se lo tiene que preguntar a los miembros del partido”, dijo en respuesta a la Txema Guijarro, portavoz de Podemos.
Rafael Hernando, portavoz del PP en el Congreso, ha respondido diciendo que ni Rajoy, ni José María Aznar “tenían el control de esto, porque” estatutariamente” quienes se encargan de las cuentas son el tesorero y el gerente”, después de calificar sus palabras de “cortina de humo” y acusándole de querer” pagar la menor pena posible que echar la culpa a los demás”. “Aquí quien la hace la paga y no se tapa a nadie. Somos gente honesta, hemos tenido manzanas podridas pero nosotros las hemos sacado del cesto y las hemos llevado a los tribunales a criar gusanos”.

Dice que se vieron obligados a trabajar así
Correa ha afirmado que no volvería a trabajar con los populares, y se ha reafirmado en que partió del PP la iniciativa de que su empresa facturara a los empresarios. “Realizamos honradamente un trabajo con un presupuesto y tenemos que cobrar ese trabajo y nos dicen ‘si queréis cobrar, tenéis que facturar a los empresarios’”. “En Valencia ha quedado claro cómo pagaban a nuestra empresa”. Los otros empresarios así lo han declarado. Se ha negado a responder a la mayoría de las preguntas hechas por los portavoces, argumentando que hay un proceso judicial en curso, pero que “cuando todo esto acabe no tendré ningún inconveniente en estar 28 horas diarias”.
El empresario también ha denunciado que “estamos [los empresarios] condenados antes de empezar el juicio”, por lo que se siente impotente, lamentando que se haya creado una “feria política” y un “circo” en torno al caso, para luego señalar que “es un secreto a voces que los partidos tienen graves problemas de financiación, y que esto es un paripé”. “Nosotros, los empresarios, estamos en medio y nos ha tocado la lotería”, se lamentó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.