¿Cómo evitan los migrantes ser deportados en Alemania?

¿Cómo evitan los migrantes ser deportados en Alemania?

Una de las formas es permanecer desaparecidos el día que se hace efectiva la deportación.
Más de la mitad de los migrantes llegados a Alemania no pudieron ser deportados. Utilizan diversos modos de eludir su salida del país por la fuerza.

En 2018 llegaron a Alemania 57.000 migrantes. De ellos, abandonaron el país solo 27.000. Uno de los principales modos de evitar la deportación es no llevar consigo ningún tipo de documentación que pueda identificarles, según ha trasladado Steve Alter, portavoz del Ministerio del Interior, a la agencia de noticias Sputnik Mundo.

Es destacable que la deportación fracasó en algunos casos, por la razón que no se encontraba a la persona que se estaba buscando el mismo día en que se hacía efectiva la deportación. Fueron 7.849 ocasiones en las que sucedió por esta causa. Por ello, se empezaron a utilizar hace poco tiempo medidas como la retención para someter a vigilancia a los migrantes.

Steve Alter apuntó que Harald Dorig, ex juez del Tribunal Administrativo Federal, el 25 de febrero, en el programa de televisión Hart aber fair (Duro pero Justo), habló de otro mecanismo legal.

En caso de que un refugiado confiese que pertenecía al grupo terrorista ISIS o a otra organización yihadista, ya que en el supuesto de regresar a su país podría ser torturado o condenado a muerte.

Puesto que el proceso de investigación de esos casos es muy dificultoso y largo en Alemania, algunas personas utilizan ese método para permanecer más tiempo en el país, señaló Dorig.

El portavoz del Ministerio del Interior sostiene que, no pueden con la carga que recae sobre ellos, los agentes del orden. Y, entre tanto, el país no tiene las plazas necesarias para los futuros deportados.

En este sentido, Alter, realizó una comparativa entre la política que se lleva a cabo en Austria y la retención de migrantes que se utiliza en Alemania. Actualmente, el país posee requisitos muy difíciles para retener a los indocumentados.

“En muchas partes de Alemania se prohíbe entrar a un apartamento para descubrir a una persona que debería ser deportada. Las autoridades se ven obligadas a detenerlas fuera de su hogar”, manifestó Alter.

Horst Seehofer, ministro de Interior alemán ha propuesto un proyecto de ley realizado para modificar esta situación. Incluso, esta iniciativa contiene premisas para endurecer las medidas en relación a los delincuentes que no pueden ser deportados por varias razones: limitación de la libertad de sus movimientos, obligación de aparecer regularmente en la Policía o llevar puestas pulseras localizadores electrónicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *