Los CDR estaban armados para atentar con pistolas y explosivos

Los CDR estaban armados para atentar con pistolas y explosivos

Pistolas, explosivos, un arsenal almacenaban los trece miembros de los CDR que la Guardia Civil detuvo, a la mayoría de ellos en setiembre de 2019.

Pretendían llevar a cabo atentados actuando como una “organización criminal con fines terroristas” para conseguir la independencia de Cataluña.

Así, contaban con réplicas de armas y artefactos explosivos en un domicilio de Mollet del Vallés, en Barcelona. En concreto, cuatro pistolas, una granada de mano, una mina, un fusil y dos cuchillos. Uno de estos últimos contaba con “un acople en su mango, para ser utilizado como bayoneta”.

El Instituto Armado se ha incautado de un vídeo grabado por Germinal Tomás, uno de los CDR detenidos. En él se observa cómo manipula un dispositivo casero para activar explosivos.

Hay claras pruebas del conocimiento que Tomás acerca de las armas. Por ejemplo, las distintas armas tipo airsoft intervenidas así como la cartuchería metálica detonada.

También resulta evidente que el miembro de los CDR tenía capacidad para materializar los atentados y para fabricar explosivos.

Por otro lado, a Alexis Codina, otro de los imputados, le intervinieron “una caja de 250 balines de la marca GAMO para armas de aire comprimido”. Según el informe de la Guardia Civil, los balines son del “calibre 4,5 de un peso de cada unidad de 0,53 gramos”.

“Además de ser usados como proyectiles en armas de ese calibre, pueden ser empleados como metralla de cualquier proyectil”, explica la institución armada.

Los CDR pretendían atentar contra líderes políticos

Los objetivos de estos CDR eran los seguimientos a personas contrarias a la independencia de Cataluña. Asimismo, peajes, la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, la Guardia Civil y un centro logístico de Amazon.

Estos Comités de Defensa de la República fueron muy activos antes, durante y después del referéndum ilegal del 1-O. Igualmente, en la Declaración Unilateral de Independencia y son responsables de numerosos actos vandálicos.

Han atacado sedes de ERC y, en su momento, pretendían atentar contra líderes como Pablo Casado, Manuel Valls o José Manuel Villegas. Son la rama más radical  del Equipo de Respuesta Táctica del soberanismo catalán.

Incluso, intentaron boicotear e impedir que se celebrara un Consejo de Ministros en Barcelona en diciembre de 2018, ya con Pedro Sánchez en la Presidencia del Gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.