Editorial “La Mesa del Parlament”

El acuerdo político para conformar la Mesa del Parlament parace claro entre las fuerzas independentistas. Las reuniones ya mantenidas, aún no confesadas, entre JuntsxCat, ERC y la CUP, indican que el acuerdo es inminente.
Lo cual significa dos cosas: la primera que la iniciativa política la llevan los tres partidos independentistas del arco parlamentario catalán y que por lo tanto sólo les falta que se sumen los Comunes a un acuerdo que tratará de visualizarse como democrático (aunque no lo sea).
La segunda es que a los secesionistas les conviene formar gobierno en vez de abrir una nueva crisis. ¿Por qué? Porque es la fórmula mágica para acabar con la intervención del Estado sobre la Generalitat. Porque así vuelven a tener la sartén por el mango en el proceso y decidir ritmos y contenidos. Porque, como me dijo Tardà, tienen que parar a repostar el coche en una gasolinera para luego seguir el camino que se han marcado (sic).
Y para conformar un gobierno nada mejor que la prueba de la constitución de la Mesa del Parlament. Entre otros motivos porque sin mesa, no ha sesiones, y sin sesiones no hay gobierno.
Pero, sobre todo, porque se trataría de un acercamiento que limase las diferencias que el procés les ha generado a los secesionistas. Los demócratas o constitucionalistas viéndolas venir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.