Editorial “Fascismo en Italia”

No es exactamente fascismo, pero se le parece mucho. El fascismo del siglo XXI, podríamos decir. La reacción y sus reaccionarios que pueden volver a gobernar la patria de Puccini sin que nadie lo remedie y por una carambola del destino y de las mismas coaliciones.
Matteo Salvini, líder de La Liga, puede gobernar la República de Italia. Eso supone que el principal baluarte antieuropeísta sea Presidente del Gobierno de una nación que vive el ocaso político más absoluto.
Pero también supone recortes de impuestos, poner en marcha una campaña contra el matrimonio de personas del mismo sexo, la legalización de los burdeles, proteccionismo, racismo y xenofobia. Todo esto es lo que dice este sujeto.
¿Y qué fue de la izquierda?, ¿cuándo despertará de su letargo?, ¿cuándo se desvestirá de torpeza y volverá a defender a los trabajadores de una Italia, de una Europa, que demanda más compromiso?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.