Calviño explica que con inflación cero no se perdería poder adquisitivo

Calviño explica que con inflación cero no se perdería poder adquisitivo

Nadia Calviño, vicepresidenta para Asuntos Económicos del Gobierno, ha precisado este jueves que los indicadores apuntan a que habrá “inflación cero”. Ese es un elemento importante a tener en cuenta, a la hora de preparar los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Por los pasillos del Congreso corre el run run de que el Gobierno tiene previsto congelar el sueldo a los funcionarios, y la ministra ha querido salir al paso. “Estamos montando la arquitectura de los PGE, y las decisiones se tomarán teniendo en cuenta una multiplicidad de factores”. Así ha respondido Calviño sobre la posible congelación salarial de los empleados públicos, en una entrevista en Cope.

Según un informe del Departamento de análisis de Bankinter, la contracción económica tiene impacto directo en términos de inflación. De hecho, el IPC de junio se situó en -0,3%.

El banco estima un escenario de precios reducidos durante mucho tiempo, afectados por la caída de la demanda, por la crisis del COVID-19 y por la energía.

Y que el hecho de que se sitúe en negativo durante un periodo prolongado de tiempo supone un riesgo considerable por la posibilidad de deflación.

En este contexto, estimamos que la inflación cerrará el año en +0,0%, +0,6% en 2021 y +1,0% en 2022, nivel que compara con +0,4% en 2020 y +0,7% en 2021 de la estimación previa.

Calviño no niega la congelación salarial

Si unimos este informe a las palabras de Calviño, casi se puede asegurar que los funcionarios no verán congelados sus salarios, al estar en “inflación cero”, y no perderán “poder adquisitivo”.  Pero, también es verdad que Calviño no lo ha negado rotundamente.

La ministra ha elogiado la labor de profesores, médicos, políticos, Ejército y todos los funcionarios en la Administración en la gestión de las medidas extraordinarias por el Covid-19. Considera que ese esfuerzo, “muy importante”, tiene que tener un “reconocimiento general” a su labor.

Sin embargo, sobre la variación o congelación de su sueldo, ha dicho que en los últimos años ha habido “ganancias de poder adquisitivo” de este colectivo y de los pensionistas. Algo que ha calificado como “importante y positivo” porque se han recuperado las pérdidas de la crisis. También que ambos colectivos,  son “relevantes” para la recuperación del “consumo y la economía”.

Fuentes del Ministerio de Política Territorial y Función Pública han confirmado a Europa Press que hasta que no se apruebe el proyecto de ley de PGE “no hay nada” decidido al respecto.

Tajante ha sido Carmen Calvo, vicepresidenta primera del Gobierno, al asegurar, en una entrevista a Antena 3, que el Ejecutivo no ha incluido esta cuestión en la propuesta de PGE.

Por su parte, José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, ha respondido en una entrevista en Onda Cero que no le consta la posible congelación de las pensiones.

En la década pasada se congelaron los salarios públicos

Hay que recordar que en el año 2010 el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero redujo el sueldo de los funcionarios un 5%. Los años posteriores, bajo mandato de Rajoy, el salario quedó congelado. En 2012 retiró la paga extraordinaria de diciembre, que fue devuelta posteriormente.

En 2018, Cristóbal Montoro, exministro de Hacienda, alcanzó un acuerdo con los sindicatos para fijar subidas salariales hasta 2020 de entre el 6,1% y el 8,8%, vinculadas al crecimiento y al cumplimiento de los objetivos de déficit.

Para 2020 quedó fijado un aumento del 2% más una variable de hasta el 1% en función del PIB y otro 0,3% de fondos adicionales. En paralelo, la equiparación salarial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.