El Gobierno plantea congelar el sueldo de los funcionarios

El Gobierno plantea congelar el sueldo de los funcionarios

Sin el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) preparado, el Gobierno se está planteando congelar el sueldo de los funcionarios. Quedan menos de tres semanas para que el Ejecutivo presente el proyecto presupuestario, que debería estar sobre la mesa antes del 30 de setiembre.

Ni siquiera está convocada la mesa de negociación de la función pública para abordar la subida del salario de los empleados públicos.

Una opción que no implicara la congelación salarial sería aprobar una subida semejante a la evolución de los precios. Esto permitiría a los funcionarios no perder poder adquisitivo. El IPC cerró en julio en el -0,5%, por lo que los casi tres millones de empleados públicos mantendrían casi intacta su capacidad de compra aún sin subida alguna.

Según revela El País, fuentes del Ministerio Función Pública confirman que todavía no se ha tomado decisión alguna y que se esperará a que se presente en los Presupuestos.

Otros ministerios de carácter económico hacen sus cálculos para tratar de cuadrar las cuentas públicas de 2021. “No sería descabellado que se congelara el sueldo de los funcionarios o se subiera muy poco”, reconoce un alto cargo. Y es que los Presupuestos están muy tensionados pese a las ayudas europeas.

Las dos grandes partidas presupuestarias en los PGE son los salarios de los empleados públicos y las pensiones. La de los primeros se elevó a más de 32.000 millones de euros en los Presupuestos de 2018, prorrogados dos veces. Eso, incluyendo los créditos para clases pasivas que financian las pensiones de los funcionarios.

Si el IPC no sube, los funcionarios no perderán poder adquisitivo

Si se quiere encontrar un dato positivo, éste se encuentra en que los precios se han contenido a causa del parón de la actividad económica. Con ello, el Gobierno podría congelar los sueldos públicos o vincularlos al IPC. Según la mayoría de los analistas, la evolución de los precios acabará sin variación.

El Ejecutivo tendrá que adoptar una decisión sobre esta cuestión ya que, si se acuerda en la mesa de negociación de la función pública, se extiende a todas las Comunidades Autónomas. No obstante, algunas regiones, como Extremadura y Baleares, ya han anunciado que la comprometida subida del 2% queda suspendida sine die.

A ese compromiso llegó el gobierno de Mariano Rajoy y los sindicatos, y lo asumió el de Pedro Sánchez. El incremento de los salarios de los funcionarios públicos para 2020 sería de un 2%, más una variable del 1% según evolucionara el PIB. A eso se añadiría un 0,3% de fondos adicionales.

Dicho acuerdo termina este año y no continuará en 2021. La intención del Ejecutivo de Sánchez el afirmar un pacto semejante, pero llegó el coronavirus y la crisis económica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.