Alerta máxima en Jerusalén

Alerta máxima en Jerusalén

Jerusalén sigue viviendo violentos incidentes en sus calles, con, al menos, 90 palestinos heridos y la Policía israelí en alerta máxima. Y esto sucede en el inicio de la festividad de Israel en conmemoración del 54 aniversario de la unificación de la ciudad.

La llamada Marcha de la Bandera es el principal acto, con la asistencia de decenas de miles de personas en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Se da por hecho que concurrirá un gran número de nacionalistas religiosos judíos.

Incluso, se esperaban concentraciones multitudinarias en las horas previas en otros puntos de la ciudad.

Por su lado, Benny Gantz, ministro de Defensa, analizó la situación en cuanto a seguridad con altos cargos del Ejército y la Policía. También con el servicio de seguridad Shin Bet, con el fin de concretar cuántas tropas se necesitarán de refuerzo ante una posible escalada de violencia.

Según señaló en un comunicado, “no se puede permitir que los extremistas de ambos lados provoquen una escalada de la situación”. “Israel seguirá actuando para preservar la libertad de culto en el Monte del Templo y, al mismo tiempo, no permitirá que el terror destruya el orden público”, aseguró.

Así, los disturbios de la pasada noche, como en los registrados días antes, se han saldado con heridos, esta vez en la zona de la Puerta de Damasco. En el último, se emplearon gases lacrimógenos y se dispararon balas de goma, con el resultado de, como mínimo, 90 personas heridas.

Por otra parte, este sábado, varios autobuses que llevaban a palestinos a la Explanada de las Mezquitas bloquearon una carretera. Sucedió después de que la Policía los interceptara en un puesto de control en las afueras de Jerusalén.

Luego, se practicaron varias detenciones a resultas de los enfrentamientos en Jerusalén después de los rezos. Unos 90.000 palestinos participaron en ellos en la Explanada de las Mezquitas, llamada por los judíos Monte del Templo.

También, ya de madrugada, se disparó un cohete desde la Franja de Gaza dirigido al sur de Israel. En respuesta, el Ejército israelí atacó un puesto militar de Hamás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.