Rodrigo Rato, absuelto por la salida a Bolsa de Bankia

Absueltos los 34 acusados en el juicio por la salida a bolsa de Bankia

La Justicia ha dictado sentencia sobre la salida a Bolsa de Bankia casi nueve años después de su estreno en el parquet, y pocos días después de que el banco firme su absorción por Caixabank.

La Audiencia Nacional ha acordado “absolver” a los 34 acusados en el juicio, entre ellos, Rodrigo Rato, el expresidente de la entidad y del Fondo Monetario Internacional (FMI), de los delitos de “estafa a los inversores y falsedad contable”.

La sentencia es categórica. Según los jueces, la salida a Bolsa de Bankia contó con la aprobación de “todos los supervisores: Banco de España, CNMV, FROB y EBA”. Además, señala la Audiencia, el folleto contenía una “amplia y certera” información.

Por si fuera poco, añadió un tirón de orejas a Anticorrupción argumentado que en el juicio solo se expusieron “actitudes genéricas” de los acusados y no actos concretos.

El tribunal de la Sección Cuarta ha estructurado la sentencia, de 442 paginas, en tres bloques.

El primero aborda la constitución de Banco Financiero y de Ahorro (BFA) y las cuentas del ejercicio 2010. El segundo bloque se centra en el nacimiento de Bankia y su salida a Bolsa. Y el tercero, desarrolla las cuentas anuales individuales y consolidadas de BFA y Bankia del ejercicio 2011.

La sentencia recoge también otro tirón de orejas a las autoridades y reguladores del momento, ya que sus fuertes presiones, impulsaron la integración de siete Cajas de Ahorro que conformaron BFA, para “soportar su extrema morosidad”

La salida a bolsa de Bankia fue culpa de los reguladores del momento

Y la conclusión es categórica: “lo que resulta evidente a todas luces es que el proceso que culminó con la salida a Bolsa de Bankia fue intensamente supervisado con éxito por el Banco de España, la CNMV, el FROB y la EBA, contando en definitiva con la aprobación de todas las Instituciones.”

En relación al folleto de la salida a Bolsa, los jueces afirman la información financiera incluida en el Folleto era “más que suficiente para que los inversores mayoristas y minoristas se formasen un criterio razonado sobre el valor de la compañía que se estaba ofertando”.

Una información que había sido elaborada “con la supervisión y obedeciendo a los requerimientos del Banco de España, siendo luego refrendada por la CNMV al registrar el Folleto”.

El fallo sostiene que en el folleto se recogió una descripción de los riesgos exhaustiva y que contiene una advertencia que cualquiera entendería

De hecho, recuerda la sala que, ya el Fiscal, en sus conclusiones provisionales, manifestaba que la información económica y financiera que Bankia suministró al mercado no puede calificarse materialmente de “falsa” por no vulnerar la normativa entonces vigente.

La sentencia indica que, en dicho Folleto, “se describen hasta 36 riesgos a la inversión en acciones de Bankia”, destacados “en el primer punto del resumen de su contenido”.

Añade que la descripción de estos riesgos es “exhaustiva y clara” y que contiene también una advertencia que cualquiera entendería”.

El fallo añade que se especifica que dichos riesgos “podrían tener un efecto adverso en el precio de las acciones del emisor, lo que podría llevar a una pérdida parcial o total de la inversión realizada debido a diversos factores”.

Viabilidad del banco

La sentencia argumenta que Bankia era viable y añade que la inviabilidad pretendida solo se sustenta en los correos que el Inspector del Banco de España, José Antonio Casaus Lara, envió los días 8 y 14 de abril y 10 y 16 de mayo de 2011 a otros inspectores, incluidos sus jefes.

Sin embargo, explica la Sala, estas opiniones de Sr. Casaus “no tuvieron nunca reflejo en documento oficial alguno”.

Tampoco cabe el delito de falsedad, ya que, según explica la Audiencia, las cuentas de Bankia no llegaron a ser “cuentas anuales” jurídicamente. “Por tanto no pueden ser acusadas de ser objeto de delito”, explica.

A lo largo de su sentencia los jueces resaltan en varios apartados la ausencia de actos concretos atribuidos a los acusados.

Según el tribunal, esa falta de menciones concretas a las personas que se sentaban en el banquillo fue nota predominante durante el juicio y así se establece en la fallo. “Nadie los nombró, ni para bien ni para mal”, solo recordadas sus identidades por el Ministerio Público en el trámite de “conclusiones definitivas”.

Quedó visto para sentencia hace casi un año

El juicio de la salida a Bolsa, tramitado en la Audiencia Nacional y el de mayor perfil dentro de las numerosas causas judiciales que ocupan a la entidad, quedó visto para sentencia hace casi un año, tras 10 meses de proceso.

Las acusaciones se dirigían contra 14 investigados. El fiscal pedía ocho años y medio de cárcel para Rodrigo Rato, cinco años para José Luis Olivas (ex vicepresidente de la entidad); cuatro años para José Manuel Fernández Norniella; y un año y seis meses para Francisco Verdú, entre otros.

Todos, los 34 acusados han resultados absueltos. Sin embargo una pregunta subyace en el trasfondo de la salida a bolsa de Bankia. Ya sabemos que la operación contó con el beneplácito de todos los organismos reguladores del momento.

Aun así; ¿Quién fue el visionario que permitió operar en bolsa a una entidad que, poco después tuvo que ser rescatada con dinero público? Me temo que, como en otras cuestiones, será difícil conocerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.