900.000 empleos menos, 300.000 parados más

España ha perdido 900.000 puestos de trabajo en marzo y da lugar a un incremento del desempleo en 300.000 nuevos parados.

Desde el 12 de marzo hasta final del mismo mes se han destruido en España 900.000 puestos de trabajo. Se constata que es el peor dato de empleo de España de toda su historia reciente desde el fin de la Guerra Civil.

Esto ha supuesto un incremento en el número de desempleados que asciende a 300.000. El paro registrado se sitúa entonces en los 3.548.000 desempleados, un repunte sin precedentes que congestiona la situación laboral de España y las cuentas públicas.

Es de destacar que dos terceras partes de la destrucción de empleo ha venido de la no renovación de contratos temporales. La temporalidad y la estacionalidad del mercado laboral español, la vulnerabilidad del mismo, así como su precariedad, convierte la estadística de empleo en España en alarmante.

La situación puede ser mucho más alarmante. Los trabajadores afectos por ERTES siguen afiliados. Por eso, a ese dato publicado hoy habrá que sumar los expedientes temporales que terminen siendo EREs, así como más despidos cuando se acabe el periodo de alarma. La cuestión está en cuántos trabajadores temporales se vuelven a contratar y cuánto tiempo se tarda en volver al dato de empleo de febrero.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.