Vueling estudia cerrar en España

Vueling estudia cerrar en España

La compañía aérea Vueling va a iniciar una reestructuración de su red de bases y rutas para hacerse menos grande durante un tiempo. El desplome de la actividad que se espera está detrás de esta decisión.

Así, semanalmente, hace estudios de viabilidad para ver cómo sale adelante con visión a corto y a medio plazo. Es en ese último escenario en el que se plantea el cierre de algunas bases en España y la supresión rutas, así como reducir su flota.

Asturias, A Coruña, Santiago de Compostela y Madrid están en el alero. En estas cuatro bases venía operando con uno, dos y tres aviones antes de la crisis sanitaria. “Se están estudiando muchas cosas, pero todavía no hay ninguna decisión tomada”, señalan desde Vueling.

Por el momento, ya han alcanzado un acuerdo con el Consorcio de Turismo de A Coruña para recortar el convenio de promoción del destino. Antes, había eliminado la conexión con Valencia, además de reducir frecuencias con Barcelona, Palma de Mallorca y Bilbao y cerrar su base.

La prensa local informa que el importe que el Concello pagará a partir de ahora por los vuelos de esta compañía será de 900.000 euros. Asimismo, la previsión de la conexión con Londres se hará con un avión de Sevilla.

En la capital andaluza mantendrá su operativa, pero ya no incorporará un quinto avión. No será así en la capital vizcaína, donde la compañía aérea añadirá un avión en agosto, haciendo que sean tres.

A pesar de todo, esto no significa que dejen de volar. Se trata más bien de reducir costes operativos, concentrando el mantenimiento de las aeronaves y las tripulaciones en aeropuertos más grandes o con más actividad.

Vueling seguirá operando el puente aéreo Madrid-Barcelona

Es el caso de Madrid, donde lo previsto es regresar cuando el sector recupere la normalidad, allá en 2023-2024. En cambio, no dejará de operar el puente aéreo con Barcelona y dejará más margen a Iberia en las rutas entre Barajas y baleares.

En ese sentido, fuentes de la compañía señalan que “no hay ninguna decisión tomada. Se abren y cierran bases en función de la demanda. El hecho de que haya abierta alguna ahora no implica que no se pueda cerrar y viceversa. El coronavirus ha puesto patas arriba el sector. Todo lo que se conocía ahora sólo sirve como punto de referencia, pero no para tomar decisiones”.

Es más, detallan, “se trabaja día a día”. “Todavía no sabemos qué vamos a hacer en septiembre”, añaden dichas fuentes. Sólo saben las ofertas que habrá en agosto, pese a que la demanda se ha enfriado por los rebrotes en Barcelona. A eso se suma la decisión de Reino Unido de imponer cuarentena a quienes procedan de España.

Entretanto, han enviado un comunicado a los trabajadores explicando que habrá “cancelaciones de vuelos”. Trabajan, sostienen, para “tener la capacidad para adaptar de manera continua la estrategia comercial con el objetivo de evitar una mayor repercusión en nuestros intereses”.

Por el momento, la temporada de verano va “bien”

Así las cosas, los destinos a la costa y los archipiélagos funcionan bien, al 70% de su capacidad en Málaga y Canarias. En Baleares, está por encima del 80%. La preocupación es a medio plazo, en la temporada de invierno, cuando temen que sea mala. Entre los factores para ello, que los eventos no terminan de reactivarse y que el teletrabajo puede llevar a reducir drásticamente los viajes de negocios.

En la compañía también se habla de reducir la flota. Esperan en dejar durmiendo 20 aviones en Ciudad Real durante un año. Nadie, por el momento, habla de EREs o despidos, más bien de reducción de salarios y bajas voluntarias.

¿Le ha resultado interesante esta información?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *