El suicidio del hijo de Fidel Castro

Tenía 68 años y le afectaba una fuerte depresión.
Según informan medios oficiales cubanos, Fidel Ángel Castro Díaz-Balart, de 68 años, el mayor de los hijos de Fidel Castro, se suicidó el jueves por la mañana en La Habana. Según estas mismas fuentes, estaba siendo tratado por una fuerte depresión desde hacía meses. En la actualidad el tratamiento era ambulatorio.
Fidelito, como era conocido popularmente, nació en 1949 en La Habana y era el único hijo de la primera esposa del dirigente caribeño. Fue el primer cubano en graduarse en Ingeniería nuclear, en la Unión Soviética, donde cursó sus estudios bajo el seudónimo de José Raúl Fernández, por motivos de seguridad. Era asesor científico del Consejo de Estado de Cuba y vicepresidente de la Academia de Ciencias cubana. Era padre de tres hijos de su matrimonio con la rusa Olga Smirnova. Obtuvo el doctorado en Ciencias Físico-Matemáticas por el Instituto de Energía Atómica I. V. Kurchatov, del que fue investigador, y se graduó, summa cum laude, en Física Nuclear por la Universidad Estatal Lomonósov de Moscú.

Ocupó varios cargos en la administración cubana pero nunca políticos
El hijo de Fidel Castro fue secretario ejecutivo de la Comisión de Energía Atómica de Cuba entre 1980 y 1992, periodo en el que fue el responsable de desarrollar la planta nuclear de Juraguá que no llegó a terminarse debido a la caída de la Unión Soviética y que hoy permanece abandonada. Poco después de su destitución en 1992, su padre le responsabilizó del fracaso de aquel proyecto colosal, por “su ineficiencia en el desempeño de sus funciones”. En 1999, en que volvió a aparecer en la vida pública, fue nombrado asesor en el Ministerio de la Industria Básica. En los últimos años había centrado su investigación científica en el campo de la nanociencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.