¿Sabe por qué no le sale barba?

¿Sabe por qué no le sale barba?

Nos movemos en una sociedad que, en muchas ocasiones, sigue el camino que marcan las modas.
Estos últimos años hemos visto una avalancha de hombres barbudos que nos permiten hacer una distinción entre tipos de barba: las largas y tupidas, las que están recortadas como una lima, las hay con diferentes tipos de espesor… y luego están las que llamamos “un camino de hormigas en la cara”. Ya pasen dos o tres semanas, los pelos llegan a producir inquietud en la cara de algunos hombres porque están esparcidos sin seguir ningún criterio, incluso formando calvas. ¿Por qué existe tanta diferencia entre las barbas de unos hombres y de otros?. Todo es cuestión de genética.

Jennifer Chwalek, dermatóloga de Unión Square Laser Dermatology en Nueva York, dice que independientemente de lo que todo el mundo piensa -que ello sería por unos niveles bajos de testosterona- existe una gran equivocación. La realidad es que el hecho de que crezca más o menos pelo en la cara está relacionado con la genética. Ella es la que determina el número de folículos pilosos que las personas tienen, al igual que el modo en la que reaccionan a un subcompuesto de la testosterona, la llamada dihidrotestosterona (si hay en el cuerpo altas concentraciones, aumenta el riesgo de sufrir cáncer de próstata y contribuir a que exista alguna complicación en su tratamiento).

Chwalek considera que no sólo hay que tener en cuenta la genética, también hay que tener en cuenta las hormonas: “Algunos hombres tienen más folículos pilosos, lo que hace que crezcan barbas más gruesas y densas que otras. Es en ellos donde la testosterona se transforma en dihidrotestosterona. Algunos de los folículos son más sensibles a ella y por tanto estimulan un crecimiento mayor de pelo. Podemos decir que tienen unos genes del pelo mucho mejores”, ha explicado la dermatóloga según Quo.

Si el temor es que los niveles de testosterona sean bajos y se cree que debido a ello la barba no crece correctamente, es un gran error: “Los hombres que no consiguen que su barba crezca o las tienen irregulares, suelen tener niveles normales de testosterona. No es un reflejo de una deficiencia de esta hormona”, subraya Chwalek.

Para fomentar el crecimiento de la barba no es un consejo a seguir el hecho de cortarla de modo más habitual: “La idea de que el afeitado puede impactar en el crecimiento del cabello es un mito. En el proceso, solo estás cortando el pelo de la superficie de la piel, cuando lo que está controlando el crecimiento del pelo ocurre en un nivel más profundo. Por lo tanto no debería tener ningún impacto en la rapidez ni en la densidad de crecimiento. Productos como Minoxidil pueden estimular el crecimiento del pelo, pero al tratarse de una consecuencia genética, quizá no consigas resultados”, ha explicado la dermatóloga, declaraciones recogidas por Quo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.