Rivera propone investir a Sánchez a cambio de un acuerdo de Estado

Rivera propone investir a Sánchez a cambio de un acuerdo de Estado

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, ha puesto sobre la mesa una frívola y peregrina propuesta para investir a Pedro Sánchez, jefe del Ejecutivo en funciones, absteniéndose, junto al PP. A cambio, pone tres condiciones que se resumen en dos palabras y tres dígitos: Navarra, 155 e impuestos.

El que en su día se negaba a un intercambio de cromos, ahora pretende hacerlo. Reclama Navarra, como si fuera suya. Exige la ruptura del “pacto con Otegi, con Bildu” que dice tiene Sánchez en la Comunidad Foral y que se inicien conversaciones para que “gobiernen Navarra Suma y el PSE en una coalición negociada y seria”. Así, se “recupera” Navarra “para el constitucionalismo”.

“No hay pacto con Bildu ni lo habrá”. “En Navarra hay un gobierno que defiende la Constitución”. Con estas dos frases se resume la primera reacción del Ejecutivo en funciones a lo que reivindica el líder naranja. María Chivite, la presidente navarra, añadió Sánchez desde Almansa, defiende y garantiza el “cumplimiento de la Constitución y la disposición adicional que reconoce la foralidad” de esa comunidad autónoma.

Rivera. “No indultar” a los presos independentistas catalanes si son condenados por el Tribunal Supremo. A su vez, acordar, junto al PP y Ciudadanos, aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña si Quim Torra, presidente de la Generalitat, “no acata la sentencia” y “quiere volver a la prevaricación, el desacato y la desobediencia”.

En este punto, el dirigente de Cs se extendió más, sosteniendo que populares y naranjas tienen que “planificar” y “pactar” junto al Gobierno “cómo, cuándo y de qué manera” debe aplicarse el 155 “si no hay acatamiento de las sentencias”.

Torra, dijo Rivera, ya “está advirtiendo” acerca de ese escenario y en su opinión no es aceptable “permanecer impasibles”. De ahí que, puesto que debe haber un requerimiento previo al presidente catalán, el jefe del Ejecutivo puede recurrir a ello “en cualquier momento” y “puede hacer que Torra cumpla la Constitución”.

Respuesta del Ejecutivo en funciones: “En Cataluña también el Gobierno de España vela por el cumplimiento de la Constitución”. “El 155 se aplicaría si la situación constitucional lo requiere, como ya se hizo”.

“Si se produjera por parte de las fuerzas independentistas un incumplimiento de las obligaciones constitucionales o un grave atentado al interés general de España, el Gobierno hará uso de sus competencias para garantizar la soberanía nacional, la integridad territorial del país y la convivencia”, reza un comunicado del PSOE.

Si los independentistas catalanes quebraran de nuevo el Estatut y la Constitución, respondía el jefe del Ejecutivo, el Gobierno “actuaría con la misma contundencia y proporcionalidad”, como los socialistas hicieron estando en la oposición después del referéndum ilegal del 1 de octubre. “No habría ninguna duda al respecto”, zanjó.

Rivera. Tercera condición. Revertir las políticas económicas “suicidas” y el compromiso de “no subir los impuestos a las familias ni la cuota a los autónomos”. En conclusión, todo lo enmarcó en una solución de Estado.

Respuesta del Ejecutivo en funciones. “No subirá la presión fiscal sobre las clases medias y trabajadoras”. De hecho, dijo Sánchez, la “intención” del Gobierno es “aliviar la carga fiscal a las familias, a los trabajadores autónomos y, en definitiva, a la clase media y trabajadora de este país”, terminaba sus argumentos el líder socialista.

No obstante, desde el Ejecutivo iban más allá y pasaban al ataque. Si esos son los puntos que impiden que Ciudadanos y PP faciliten la investidura, “no hay razones objetivas para mantener el bloqueo parlamentario que impide la formación de Gobierno”, dice el comunicado socialista.

Por ello, reiteran desde el Gobierno su invitación “a que desbloqueen la formación de gobierno”. “Instamos a Ciudadanos a facilitar, con su abstención, la formación de un Gobierno progresista y evitar la repetición electoral”, señalan los socialistas en su comunicado.

En el Gabinete señalan que “hay partido”, que hay tiempo de nuevas jugadas. A su vez, admiten que “todo sigue igual” con Unidas Podemos ni expectativas de un pacto.

Insistió Sánchez desde Almansa en pedir una “abstención” técnica de naranjas y populares. Solo, permitir que eche a andar un Gobierno, algo que no exige continuar apoyando al Ejecutivo posteriormente.

2 thoughts on “Rivera propone investir a Sánchez a cambio de un acuerdo de Estado”

  1. Otra tremenda payasada de un políticamente fracasado. En sus lamentaciones, debería de unirse a Iglesias y formar una charanga carnavalesca con el lema: «Cuando el diablo está aburrido, con el rabo mata moscas. ¡Qué ingenuos se convierten los «politiquillos» con tal de llamar la atención.

  2. Rivera y Casado actúan como niños caprichosos. Rivera le dice a pedro Sánchez: «ayer no te di un cromo pero hoy te lo daré si te portas bien» Todo lo que pide Rivera no tiene razón de ser ya que Pedro Sánchez tiene las respuestas en su cartera, y todos los requisitos para que tanto Rivera como Casado se abstengan. Rivera sabe que las encuestas en el caso de unas nuevas elecciones no le van a ser favorables y Casado también lo sabe. Ni Rivera ni Casado tienen talla de estadistas sino de niños caprichosos. Y ahora, para quedar bien, vendrá Pablo Iglesias ofreciendo la abstención ya que no ha podido doblegar a Pedro Sánchez para entrar en el Gobierno. ¿ Qué clase de políticos tenemos en España?
    ¿ Por qué Rivera no quería a Sánchez ni en pintura, ¿ por qué a ultima hora le pide acuerdos? A esta derecha no hay quien la entienda. Actúa por impulsos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.