Se recupera la reproducción asistida para todas

Se recupera la reproducción asistida para todas

Desde este miércoles se recuperan las técnicas de reproducción asistida para mujeres lesbianas, trans y sin pareja en el sistema sanitario público. El martes se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la modificación del anexo III del Real Decreto 1030/2006, de 15 de setiembre. En él se establece la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Hasta el momento, sólo tenían acceso a estas técnicas aquellas personas que se sometieron a un estudio de esterilidad o estuvieran en dos situaciones.

Por un lado, que padecieran un trastorno documentado de la capacidad reproductiva. Para ello, debía haberse constatado mediante un protocolo diagnóstico.

Por otra parte, que no se produjera el embarazo después de al menos 12 meses de relaciones sexuales con coito vaginal sin utilizar métodos anticonceptivos.

Tras la modificación del anexo III podrán acceder a las técnicas de reproducción asistida “mujeres sin pareja, personas transexuales que conservan la capacidad de gestar y mujeres lesbianas”.

Así, la Dirección General de Cartera Común de Servicios del SNS y Farmacia calcula que se podrán beneficiar de estas técnicas unas 8.500 mujeres.

Ana Mato (PP) restringió a ciertos colectivos las reproducción asistida

Esta orden se anunció el 6 de julio de 2018, coincidiendo con la celebración del Orgullo LGTBI, aunque no se haya aprobado hasta ahora. Entonces, se preveía que entrara en vigor en “el primer trimestre de 2019”, como dijo la que era portavoz del Gobierno, Isabel Celaá.

Sin embargo, la convocatoria de elecciones para noviembre, la agenda del Ejecutivo y la llegada de la epidemia han ido retrasando su aprobación.

No obstante, las mujeres sin pareja y mujeres lesbianas tenían acceso a la reproducción asistida en los servicios públicos desde 2006. José Luis Rodríguez Zapatero impulsó la norma.

En cambio, en noviembre de 2014, Ana Mato (PP) restringió este derecho, si bien la mayoría de CCAA siguió ofertándolo pese a la inseguridad jurídica.

El pasado viernes, Carolina Darias, ministra de Sanidad, restauró este derecho a todos los colectivos firmando la orden. “Son derechos que nunca tenían que haberse suprimido”, dijo. Al acto asistieron representantes de los colectivos feministas y LGTBI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.