¿Qué es el número Dunbar?

¿Qué es el número Dunbar?

Existe un límite bien claro del número de relaciones de amistad y sentimentales que alguien puede tener y eso es lo que afirma Robin Dunbar, un antropólogo británico, que cifra esa cantidad en 150. Nos lo cuenta El Confidencial.

Hace 25 años, Dunbar propuso la teoría de que había un número limitado de conexiones sociales. Esto estaba relacionado directamente con el tamaño de la parte del cerebro asociada a la cognición y el lenguaje, el neocórtex, la zona más moderna del encéfalo.

Así, su grupo de investigación aplicó esta premisa a la hora de estudiar el comportamiento humano, analizando datos psicológicos históricos, antropológicos y contemporáneos acerca del tamaño de los grupos sociales. Incluyeron en su estudio el modo en que los grupos grandes se forman antes de dispersarse o colapsar.

Concluyeron que la cifra más habitual era 150 miembros de grupos o relaciones humanas. Incluso, señalan que “si se excede este número, lo más probable es que esa red dure poco o no sea coherente”.

También descubrieron que la organización de las amistades se basa en buena medida en la capacidad cognitiva para manejarlas o, mejor dicho, el tiempo empleado y el esfuerzo mental dedicado a ellas.

Otro estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciencies (PNAS) por la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) y la de Oxford, así lo demuestra. Ignacio Tamarit, de la UC3M detalla a EFE que “no podemos tener relaciones con unas 150 personas y que todas sean íntimas y cercanas”. En consecuencia, “si se tienen muchísimas, tiene que ser al coste de que casi todas sean superficiales”.

A ello hay que añadir que el modelo propuesto por Dunbar pronostica que las relaciones se dividen en capas o círculos de mayor a menor intensidad. Así, tenemos una media de entre tres y cinco amistades con las que se mantiene una relación muy estrecha, lo amigos íntimos o familiares.

Igualmente, contamos con alrededor de diez buenas amistades, un grupo de entre 30 y 35 de trato frecuente y en torno a 100 conocidos. Siempre, múltiplos de cinco, aunque el investigador no sabe por qué, pero “este número parece ser fundamental para los monos y simios en general”.

A su vez, los extrovertidos tienen la tendencia a tener una red más grande por la que circulan con mayor debilidad. Los introvertidos, en cambio, se concentran en un grupo más pequeño de contactos.

La cuestión también surge ahora con las redes sociales. En ese sentido, Dunbar explica que “lo que determina estas capas en la vida real, en el cara a cara, es la frecuencia con la que ves a las personas”. Es decir, “tienes que tomar una decisión todos los días sobre cómo invertir el tiempo que tienes disponible para la interacción social, y eso es limitado”.

La redes sociales, sostiene, lo que hacen es abrir el abanico de posibilidades. “Obviamente, el mercado es mucho mayor, pero no se acerca ni de lejos a todo el planeta (¡ni siquiera habría tiempo para revisar cada uno de ellos!) La única diferencia es que internet te ofrece más opciones para elegir de las que tendrías en el mundo real”, indica.

La investigación se centró también en Facebook, empleando factores como el número de grupos en mensajes comunes y privados enviados con el fin de mapear la cantidad de vínculos.

Según Dunbar, si tienen más de 150 amigos en esta red social o seguidores en Twitter, estos son las capas externas normales de contactos. De hecho, explica, tener más representa menor intimidad. “Estos medios digitales e incluyo teléfonos, en realidad solo te están proporcionando otro mecanismo para contactar con amigos”, señala.

Con todo, hay variaciones en función de la edad. Aquellos que tienen entre 18 y 24 años suelen tener redes sociales muy grandes, no así los que tienen 55 años o más. Además, el contacto físico es más importante para los mayores, mientras que no es prioritario para los de menor edad porque no han conocido la vida sin internet. Para esto, las relaciones digitales son tan significativas como las analógicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *