Los precios de los alimentos, en su nivel más alto desde 1994

Los precios de los alimentos, en su nivel más alto desde 1994

La electricidad y los precios de los alimentos son los principales responsables de que el IPC de agosto se situara, finalmente, en el 10,5% interanual. De hecho, estos últimos subieron un 13,8% interanual.

Esto es tres décimas por encima de su tasa en julio y la más alta de toda la serie histórica, que arranca en enero de 1994.

En concreto, se encarecieron especialmente los precios de la carne, el pan y los cereales, así como la leche, el queso y los huevos.

Así, entre los precios de los alimentos que más se han encarecido están las harinas y otros cereales, que en el último año subieron un 39%, por el 31,8% de la mantequilla.

Además, hay muchos alimentos con incrementos de precio de dos dígitos, como las frutas frescas (+12,1) y el pan y la carne de vacuno (+15,2%).

También, la carne de ave, que se ha encarecido un 17,6%, a la vez que los productos lácteos lo hicieron en un 15,8%.

Las patatas, por su lado, subieron un 15,9%, al tiempo que las legumbres y hortalizas frescas incrementaron su precio un 14,8%.

Asimismo, café, cacao e infusiones se encarecieron un 13%, por el 10,6% de incremento de la carne de ovino y el 10,7% del azúcar.

En cambio, los precios de los alimentos no son los que más subieron comparando agosto con julio.

De hecho, lo que más se encareció fue la electricidad, con un incremento del 15,9%, seguida por los paquetes turísticos nacionales (+13,3%).

Sin embargo, se abarataron los combustibles líquidos, con un descenso en su precio del 11,4%, y la gasolina (-10,9%).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.