El IPC de agosto sube una décima tras la revisión del INE

El IPC de agosto sube una décima tras la revisión del INE

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha revisado al alza en una décima el IPC de agosto, situándolo en el 10,5% interanual.

No obstante, se modera en tres décimas respecto al pico más alto registrado en 28 años de este índice de julio, cuando alcanzó el 10,8%.

Asimismo, el INE eleva en dos décimas el incremento del IPC mensual adelantado a finales de agosto desde el 0,1% al 0,3%.

De este modo, termina la racha de tres meses consecutivos de aumentos en la tasa interanual del Índice de Precios de Consumo.

En mayo subió hasta el 8,7%, mientras que en junio alcanzó, y superó, los dos dígitos, con el 10,2%, disparándose en julio hasta el 10,8%.

Así, la bajada de los precios de los carburantes ha contribuido a esta moderación del IPC interanual.

Tal es así que el grupo de transporte cayó en más de un 4,5% su tasa interanual, que se situó en el 11,5%.

Sin embargo, los precios de la electricidad y, sobre todo, de los alimentos repuntaron. De hecho, estos últimos subieron un 13,8% interanual.

Esto es tres décimas por encima de su tasa en julio y la más alta de toda la serie histórica, que arranca en enero de 1994.

En concreto, se encarecieron especialmente los precios de la carne, el pan y los cereales, así como la leche, el queso y los huevos.

Por otro lado, el grupo de vivienda incrementó su tasa interanual casi en un 2%, comparando con el mes anterior, hasta el 24,8%.

Este aumento se debe a los precios de la electricidad, superior al registrado un año antes.

De hecho, la luz se ha encarecido en el último año un 60,6%, y eso que se incluyen las rebajas impositivas que ha aplicado el Gobierno.

Sin las rebajas fiscales, el IPC habría subido al 11,2%

Si no se consideran esas rebajas fiscales, el incremento interanual sería, en agosto, del 75,3%, prácticamente un 15% más.

En esa misma línea, no considerando la rebaja del impuesto especial sobre la electricidad y las variaciones sobre otros impuestos, la inflación interanual habría escalado hasta el 11,2% en el octavo mes del año.

Esto es siete décimas por encima de la tasa general del 10,5%, como refleja el IPC a impuestos constantes.

Así las cosas, siguiendo en tasa interanual, el precio de los combustibles líquidos es el que más ha subido, concretamente, un 79,1%.

Asimismo, el precio de otros aceites subió, desde agosto de 2021, un 71,2%, mientras que la electricidad se incrementó un 60,6%.

De otro lado, la inflación subyacente escaló hasta el 6,4%, su nivel más alto desde enero de 1993, y más de un 4% por debajo del IPC general.

Al tiempo, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su interanual en el 10,5%, dos décimas menos que en el mes anterior. Supone una subida de tres décimas respecto a julio.

Por otra parte, en términos mensuales, el IPC subió tres décimas, dos por encima de lo esperado. En cambio, en julio bajó tres décimas, repuntando un 0,5% respecto a un año antes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.