¿Por qué la Iglesia Católica de Australia no quiere denunciar los abusos sexuales?

¿Por qué la Iglesia Católica de Australia no quiere denunciar los abusos sexuales?

No se hará si se tiene constancia a través del confesionario de casos de abuso sexual a menores.
La solicitud de investigación por parte de las autoridades acerca de los abusos sexuales sucedidos en la Iglesia ha sido rechazada por parte de la Conferencia de Obispos Católicos de Australia, principal referente católico en el país.

No acepta la obligación de los curas de denunciar a la Policía cuando se enteren, a través de una confesión, de algún caso de abuso sexual.

De los ocho estados de Australia, tres han diseñado leyes que recogen como delito el hecho de no denunciar por parte de los curas los abusos sexuales conocidos protegidos por el secreto de confesión. El resto de estados está considerando ajustarse a la norma.

“El Consejo (…) continúa apoyando el sigilo sacramental”, se ha informado desde la Conferencia de Obispos Católicos de Australia. “Los niños estarán menos seguros en lugar de más si se requieren informes obligatorios de confesiones”, han recogido en un informe.

Mark Coleridge, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Australia, ha dicho que es un “elemento no negociable de nuestra vida religiosa y encarna una comprensión del creyente y de Dios”, refiriéndose al sigilo sacramental.

En 2017 finalizó una investigación de cinco años llevada a cabo por el Gobierno sobre el abuso sexual de menores en instituciones eclesiásticas.

En medio de todo ello, diversas acusaciones de traslados de sacerdotes pedófilos de iglesia en iglesia.

Dicha investigación dio a conocer que el 7% de curas australianos entre 1950 y 2010 habían sido acusados de pedofilia y se habían presentado alrededor de 1.100 demandas de agresión sexual hacia menores durante 35 años por parte de la Iglesia Anglicana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *