Pero Johnson no dimite

Pero Johnson no dimite

Pese a la cascada de dimisiones en su Gobierno y el incremento de las críticas desde su partido, Boris Johnson, primer ministro británico, no piensa dimitir.

Por el momento, ya hay una treintena de renuncias en su Ejecutivo. Las más sonoras las de los ministros de Finanzas, Rishi Sunak, y de Sanidad, Sajid Javid, que han perdido la confianza en el premier.

Sin embargo, en su comparecencia de este miércoles en la Cámara de los Comunes, defendió su gestión y calificó el suyo como “un mandato colosal”. Aseguró que seguirá “en marcha”.

En ese sentido, señaló que “el trabajo de primer ministro en circunstancias difíciles, cuando se le da un mandato colosal, es seguir en marcha, y es lo que voy a hacer”.

Además, sostuvo que la crisis interna no afecta a la acción del Gobierno. Así, Johnson destacó que continúa con un “programa activo y energético” de medidas.

Las críticas se han dejado sentir desde el lado laborista, pero también desde la propia bancada tory.

Keir Starmer, líder del opositor Partido Laborista, ha reprochado a los conservadores que se han convertido “en un partido corrupto que defiende lo indefendible”.

Asimismo, criticó que los ministros que dimitieron deberían haberlo hecho antes, demostrando, de ese modo, que no tienen “integridad”.

Duras críticas desde la propia bancada tory

Por su parte, Said Javid ha arremetido duramente contra Johnson. Argumentó que “recorrer la cuerda floja entre la lealtad y la integridad” se convirtió “en algo imposible durante los últimos meses”.

“En algún momento tenemos que llegar a la conclusión de que es suficiente. Creo que ese momento es ahora”, lanzó.

Así las cosas, la cascada de dimisiones han venido sucediéndose por los cambios de versión sobre el nombramiento de Chris Pincher, acusado de acoso sexual.

Johnson se mete en otro ‘jardín’

Inicialmente, Downing Street defendió que el primer ministro no conocía las acusaciones. En cambio, Johnson acabó admitiendo que tenía conocimiento de los comportamientos del diputado y ha lamentado su nombramiento.

“Lamento mucho que el miembro por Tamworth continuara en el cargo después de que se presentara la queja contra él ante el Ministerio de Exteriores”, apuntó.

En teoría, el primer ministro está protegido de otra moción de censura hasta junio de 2023. A primeros de junio logró superar la que sus propios compañeros de partido presentaron internamente, lo que le hace intocable durante un año.

Sin embargo son cada vez más tories los que defienden un cambio de la norma para que se pueda presentar otra moción ante de cumplirse el año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.