Nueva ronda de sanciones contra Rusia

Nueva ronda de sanciones contra Rusia

Con el objetivo de aislar más a Rusia internacionalmente, la Unión Europea ha adoptado este martes una nueva ronda de sanciones comerciales.

De este modo, se cerca más a los oligarcas rusos que financian a Vladimir Putin y su guerra.

En ese sentido, Josep Borrell, Alto Representante para Política Exterior de la UE, apuntó que “a medida que continúa la guerra del presidente Putin contra el pueblo ucraniano, también continúa nuestra determinación de apoyar a Ucrania y cortar la financiación de la maquinaria de guerra del Kremlin”.

La decisión de esta nueva ronda de sanciones llega después de la cumbre informal de los Veintisiete en Versalles (Francia). En ella, el bloque comunitario se preparó para hacer frente a largo plazo al conflicto armado.

Así, los nuevos castigos incluyen restricciones comerciales a los sectores del acero y el hierro. Según estimaciones de la UE, supone un daño de unos 3.300 millones de euros.

Asimismo, prohíben la exportación de productos de lujo con valor de más de 300 euros. Además, vetan nuevas inversiones europeas en el sector energético ruso.

Entre las medidas, también se limitan las exportaciones de equipos, tecnología y servicios para la industria energética. Con ello, se espera que suponga un nuevo golpe a una de los sectores que más beneficios genera a Rusia.

A su vez, vetan las transacciones con determinadas empresas estatales rusas y prohíben el crédito a personas y entidades de Rusia.

La nueva ronda de sanciones amplía la ‘lista negra’

Asimismo, se amplía la lista de personas y entidades del círculo más próximo a Moscú, incluyendo a oligarcas como Roman Abramovich.

A la lista se añaden mandos militares y empresarios, con una ronda de sanciones más duras para exportar productos de doble uso, civil y militar.

También se establecen medidas contra compañías de aviación, empresas militares y de uso doble, astilleros y fabricación de maquinaria.

Al tiempo, se retira a Rusia del estatus de nación más favorecida en el mercado europeo. De este modo, se sigue la dirección marcada por los países del G-7.

Por tanto, se suspenden importantes beneficios en materia comercial como miembro de la Organización Mundial del Comercio.

Así, un comunicado del Consejo de la Unión Europea señala que la UE “confirma su disposición a tomar las medidas que se consideren necesarias para proteger nuestros intereses esenciales de seguridad”.

Anuncia, además, que se estudian medidas similares contra Bielorrusia por el apoyo prestado a Moscú en la invasión de Ucrania.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.