Naciones Unidas exige una tregua humanitaria en Libia

Naciones Unidas exige una tregua humanitaria en Libia

La escalada de violencia ha provocado el desplazamiento de al menos 2.800 personas.
María Valle Ribeiro, coordinadora humanitaria de la Organización en el país, ha trasladado que se ha solicitado por parte de Naciones Unidas una tregua temporal para poder abastecer de servicios de emergencia a la población civil que se halla atrapada en las zonas donde los enfrentamientos se están intensificando.

El Ejército Nacional Libio, al mando del general Khalifa Haftar, y que controla el este del país, recrudecieron la ofensiva el pasado domingo sobre Trípoli, donde se encuentra la sede del Gobierno.

La escalada de violencia ha provocado el desplazamiento de al menos 2.800 civiles, además de impedir el acceso a los servicios de emergencia y dañar los tendidos eléctricos, tal como ha manifestado Ribeiro, que considera que en el caso de que continúen los ataques el número de víctimas y desplazados puede aumentar considerablemente.

Tal como ha informado la prensa, los bombardeos han seguido y ha sido atacado el aeropuerto de Matiga, situado en el este y el único que funciona en la ciudad.

La Organización Mundial de la Salud ha apuntado que dos médicos se encuentran entre la cifra de fallecidos de Trípoli, a pesar de que aún no se conoce el número determinado de muertos por los bombardeos.

“Es inaceptable que el personal sanitario sea un objetivo en los conflictos armados”, ha dicho el doctor Ahmed Al Mandhari, director de la Organización en la región. Se han registrado 46 ataques a sanitarios, entre 2018 y 2019, y en ellos han fallecido ocho personas y 24 han resultado heridas.

Desde la ONU se recuerda a “todas las partes” que existen leyes internacionales con la obligación de “de garantizar la seguridad de los civiles y de la infraestructura civil, incluidas las escuelas y los hospitales, así como facilitar el acceso humanitario sin impedimentos a todas las áreas afectadas”.

La Organización se prepara para un escenario en el que se esperan más heridos y más desplazados.

“Se están haciendo todos los esfuerzos para negociar, pero obviamente tenemos que prepararnos para que el conflicto continúe y el impacto que tendrá en la población”, trasladó Ribeiro. Considera que ya que los enfrentamientos se recrudecen aumentan “la miseria de los refugiados e inmigrantes detenidos indefinidamente en centros donde el conflicto está activo”

Por su parte, la guardia costera, ha informado que el domingo fueron interceptados en el mar, en la costa de Libia, 996 refugiados y migrantes.

Ghassan Salame, enviado especial del Secretario General, ha mantenido una reunión con Fayez al-Serraj, que lidera el Gobierno de Unidad Nacional, según se ha conocido por un tuit de la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia para negociar de qué modo ésta puede ayudar en este momento “crítico y difícil”.

Por su parte, António Guterres pone sobre la mesa la oferta de Naciones Unidas para trabajar “para facilitar una solución política que unifique las instituciones libias”, además de seguir muy de cerca la situación.

El pasado jueves y viernes Guterres visitó el país y reiteró que “no hay solución militar” al conflicto en Libia y que “sólo un diálogo entre libios puede resolver los problemas” del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *