Muere Xabier Arzalluz

Muere Xabier Arzalluz

En 1975 era uno de los dirigentes más destacados del PNV.
Xabier Arzalluz, dirigente histórico del PNV, de 86 años de edad, falleció ayer por la mañana. “Nos deja una persona, un jelzale y un abertzale ejemplar. Un día de máxima tristeza para su familia, sus amigos y sus compañeros en el PNV, a quienes acompañamos en el dolor. Descanse en paz”, ha publicado en redes sociales el partido jeltzale.

Proveniente de familia tradicionalmente carlista, Arzalluz nació el 24 de agosto de 1932 en Azkoitia. Con diez años ingresa en el seminario en Durango y posteriormente en el de Javier de la Compañía de Jesús. Licenciado en Derecho por la Universidad de Zaragoza, aumentó su formación en las universidades de Frankfurt y Berlín. Precisamente en Berlín se especializó en Derecho político.

En 1967 deja la Compañía de Jesús para trasladarse de Madrid a Bilbao al año siguiente. A la vez que ejercía de abogado, daba clases de Derecho en la Facultad de Económicas de Sarriko y en la de Derecho de Deusto, especializándose en temas penales y defendiendo a presos políticos.

Cuando volvió a Bilbao, comenzó a militar en el PNV y en tres años formaba parte de las ejecutivas en la clandestinidad de su partido, tanto en la de Vizcaya (BBB), como en la nacional (EBB). En 1975 era uno de los más destacados dirigentes del PNV, con Carlos Garaikoetxea como presidente en 1978. El cargo que ha desempeñado en su vida política ha sido únicamente el de diputado y portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados.

Arzalluz fue acusado por Garaikoetxea de no obedecer las resoluciones del Euskadi Buru Batzar (EBB) en las que se decidía oponerse en el Congreso a la Constitución. Además, formó parte de la comisión en la que se negoció el Estatuto de Gernika con Adolfo Suárez.

Cuando fue elegido presidente del Bizkaia Buru Batzar (BBB) renunció a su escaño, en febrero de 1980. Y en abril del mismo año se convirtió en presidente del Euskadi Buru Batzar (EBB). Cuatro años más tarde, finalizado su mandato, pasó a ser militante de base, aunque siguió siendo un referente en el partido, incluso en la escisión que dio origen a Eusko Alkartasuna (EA) a mediados de los 80. Ya en 1986 volvió a ser presidente del partido, cargo que ostentó hasta su retirada de la política en 2004.

En Zestoa, en 1987, el PNV, en la celebración de su primer congreso en diez años, le eligió nuevamente presidente e inició una reforma en su organización. Así en 1988, con Arzalluz a la cabeza, se culminó la reforma de la organización y sus estatutos, comenzando así lo que se conoció como “espíritu de Arriaga”, en la que destacó su discurso en aquella Asamblea del PNV. Ese espíritu reconocía el pluralismo de la sociedad vasca calificando de “injusto y antidemocrático” que se consideren vascos únicamente a los nacionalistas. Además de todo ello, fue firmante del Pacto de Ajuria Enea.

Fue negociador del apoyo del PNV a Felipe González y a José María Aznar de 1988 a 1998. Formó parte de las negociaciones para el Gobierno vasco con el PSE, con Txiki Benegas; e incluso, mantuvo relaciones con CiU y con otros partidos regionales para concurrir en coalición a las elecciones europeas.

Defendió las tesis soberanistas dentro del PNV cuando la declaración de Estella y la tregua de ETA, renegando así de la política moderada de los anteriores años. Llamó “michelines del partido”  a los sectores reticentes a la anterior estrategia. Su discurso se vio endurecido con la aprobación de la Ley de Participación Políticos y el proceso de ilegalización de Batasuna.

Dijo que abandonaría la política y dejaría su cargo una vez se renovara la Ejecutiva en enero de 2004. Así fue, ocupando su cargo en el PNV en ese momento Josu Jon Imaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *