Marc Márquez, heptacampeón

Marc Márquez, heptacampeón

Venció en el Gran Premio de Japón.
Marc Márquez, piloto de español de Repsol Honda, conquistó ayer su séptimo título mundial al imponerse en el Gran Premio de Japón y forzar el error del italiano Andrea Divizioso, de Ducati, trás rebasarle a falta de cuatro vueltas. Con éste, el heptacampeón se hace con su quinto campeonato mundial en categoría MotoGP.

En la parrilla de salida, Márquez partía desde la sexta posición y ya en la primera curva se había colocado tercero. Antes de completar la primera vuelta ya era segundo. En la curva 9 consiguió adelantar al italiano Dovizioso, quien en la penúltima vuelta se fue al suelo, cediendo definitivamente el título al de Cervera.

En nueve temporadas en el campeonato del mundo, Marc, con 25 años, se ha impuesto en siete mundiales y es el piloto más joven en alcanzar esta cifra. En MotoGP, iguala con este título a Mick Doohan.

No en vano, su descaro sobre la máquina le ha llevado a conseguir, no sin polémicas, su octava victoria de esta temporada y, a falta de tres grandes premios, se proclama campeón del mundo.

El transalpino lideraba, hizo pole, esta última carrera en Motegi, seguido de cerca por el catalán y el británico Cal Crutchlow, que acechaba a Márquez. Otro piloto de peso, Valentino Rossi, de Yamaha, se quedaba descolgado en la séptima vuelta, mientras Andrea Iannone, de Suzuki, alcanzó a los tres de cabeza, pero se fue al suelo en la curva 10.

Àlex Rins, Suzuki, alcanzó la cabeza de carrera al bajar el ritmo el trío que dominaba las vueltas. Pero pronto la competición se convirtió en algo solo de dos. A falta de cuatro vueltas, el de Cervera vio la oportunidad de sobrepasar al italiano, que se vio obligado a arriesgar y terminó en el suelo a falta de dos giros para el final.

Crutchlow y Rins acompañaron a Márquez en el podio. Detrás, Rossi y Álvaro Bautista, Ducati, que acabó quinto. Otros dos españoles terminaron entre los 10 mejores: Maverick Viñales, Yamaha, séptimo, y Dani Pedrosa, Repsol Honda, octavo. Del resto de los españoles, Pol Espargaró, de KTM, acabó décimotercero y Jordi Torres, de Ducati, decimoséptimo. Aleix Espargaró, Aprilia, abandonó faltando 18 vueltas. Márquez inscribe así su nombre en el Olimpo del motociclismo mundial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.