Los trabajadores más pobres llevan tres siglos de retraso con respecto a los más ricos

Los trabajadores más pobres llevan tres siglos de retraso con respecto a los más ricos

Según ha trasladado Roger Gomis, economista del Departamento de Estadística de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), tres siglos necesitarían trabajar el 10% de los trabajadores más pobres del mundo para ganar lo mismo que el 10% de los más ricos en un año. Estas declaraciones de Gomis se han producido en el marco de la presentación de un estudio de la Organización Internacional del Trabajo, en el cual se denuncia la desigualdad salarial.

Diario Progresista te necesita. Donar 12 €

“La mayoría de los trabajadores del mundo subsiste con un salario notablemente bajo y para muchos tener un empleo no significa ganar lo suficiente para vivir. A nivel mundial, el salario promedio de los trabajadores en la mitad inferior de la distribución de los ingresos es de apenas 198 dólares mensuales”, ha apuntado. El 20% de los trabajadores con ingresos más bajos, cerca de 650 millones de personas, cobran menos del 1% del salario mundial, cifra que apenas ha cambiado a lo largo de los últimos 13 años.

Según se recoge en este estudio, el 20% de los trabajadores con ingresos más bajos, que ronda los 650 millones de personas, cobran menos del 1% del salario mundial, cifra que, en los últimos 13 años, casi no ha variado. Por otra parte, el 10% de los trabajadores perciben lo que equivale al 48,9% de la remuneración mundial, a la vez que los trabajadores de salarios más bajos reciben sólo el 6,4%.

A pesar de que la desigualdad de los ingresos de los trabajadores a escala mundial ha descendido desde 2004, la Organización Internacional del Trabajo señala que esto no refleja a realidad, puesto que la realidad es que está aumentando. Defiende que la creencia de que la desigualdad está disminuyendo obedece a la creciente prosperidad de las economías emergentes, como India o China.

En el informe de la OIT se recogen datos que proceden de 189 países, además de contener dos nuevos indicadores para analizar las principales tendencias en el mundo laboral a nivel nacional, regional y mundial.

Con el primer indicador se pueden conocer las cifras comparables a escala internacional del porcentaje del PIB que llega a los trabajadores por medio de los salarios y las ganancias, y con el segundo indicador se analiza el modo en que se distribuyen los ingresos laborales.

El informe refleja que la proporción del PIB que llega a los trabajadores ha bajado en los últimos 13 años más de dos puntos, desde el 53,7% de 2004 al 51,4% de 2017.

Realizando el análisis de la distribución del salario medio entre los países, la OIT considera que la parte recibida por la clase media (el 60% de los trabajadores de nivel medio) bajó entre 2004 y 2017, pasando del 44,8% al 43%). En cambio, la proporción recibida por el 20% de las personas mejor remuneradas aumentó en este periodo del 51,3% al 53,5%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *