Los sindicatos se preparan para una gran movilización general

Los sindicatos se preparan para una gran movilización general

Girarán en torno a la negociación colectiva, el diálogo social por las reformas laborales y de pensiones y la igualdad.
Unai Sordo, secretario general de CCOO, y Pepe Álvarez, el de UGT, han informado a los medios, después de su reunión, del inicio de una gran movilización que terminará el próximo 8 de marzo y que se llevará a cabo en torno a tres ejes: la negociación colectiva, en especial en aquellos sectores donde no se ha alcanzado un salario mínimo de convenio de 14 000 euros anuales, el diálogo social con el Ejecutivo en relación a las reformas laborales y de pensiones y el ámbito de la igualdad. Se desarrollará con paros laborales de dos horas por turno y, en el caso de algunos sectores, “por sus particularidades y reivindicaciones”, con la posibilidad de que sea de 24 horas.

“Queremos que el Gobierno y los actores económicos sepan que no vamos a esperar a que se acabe la legislatura para abordar esta situación”, ha señalado Álvarez, avanzando que habrá un “gran acto sindical unitario” el 8 de febrero en el que se unirán 10.000 sindicalistas de ambas formaciones, que no será más que un primer paso en el proceso “si no hay respuesta del Gobierno”.

Además, estas movilizaciones terminarán el 8 de marzo “en una jornada de lucha y de huelga en la que confluirán con el movimiento feminista en la exigencia de mayor determinación, valentía y recursos para hacer frente a las brechas de género y a la violencia contra las mujeres”.

Ambos representantes sindicales han afirmado que van a combatir “este proceso de involución al que una parte de las fuerzas políticas quieren someter a la mujer en nuestro país” y ha sido entonces cuando Sordo ha expresado la preocupación porque últimamente el debate político “esté versando en torno a cosas que rozan el surrealismo, que hablan de banderas, de la reconquista de Granada o de recuperar tradiciones navideñas”.

En ese mismo sentido se ha manifestado Álvarez diciendo que “se trata de recuperar algunos privilegios, no tradiciones, y creo que en todo lo que se ha avanzado, no se puede retroceder. Hay que continuar avanzando y el 8 de marzo es una manera clara de hacerlo en lo que hace referencia a la igualdad”.

Precisamente respecto al 8 de marzo, los dos representantes sindicales entienden que el debate debe centrarse dentro de las empresas icon dimensión laboral, y han hecho hincapié en lo “fundamental” que es que las mujeres se movilicen todos los días para luchar contra la desigualdad de género, así como que los hombres “den un paso adelante” para dejar claro que no se sienten amenazados por el empoderamiento de las mujeres. “Tienen que ser millones de hombres los que digan que el discurso en el que se pretende despolitizar el feminismo y la violencia de género no les representa”, ha apuntado Álvarez.

Sostienen la necesidad de que el debate político comience a centrarse en la lucha contra la desigualdad, en el fomento del empleo de calidad, la distribución de la riqueza y la creación de un sistema de pensiones público para el momento actual y para dentro de 30 años.

También, la necesidad de que el Gobierno plasme los acuerdos logrados en el diálogo social en el Boletín Oficial del Estado y en el Estatuto de los Trabajadores, aunque la patronal no haya rubricado estos acuerdos. “Exigimos al Gobierno que tire adelante con las materias que hemos negociado y emplazamos al Gobierno a que la CEOE no tenga derecho de veto”, han señalado.

A su vez, indicaron que la aprobación o no de los Presupuestos no va a influir en las movilizaciones porque lo que les lleva a convocarlas no se resuelve con la aprobación de las cuentas públicas para este año, sino que las “movilizaciones tienen dos actores: los empresarios y el Gobierno”. “Vamos a tensionar la negociación colectiva, vamos a intentar llevar todos los aspectos aprobados en el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva a los convenios y vamos a decirle al Gobierno que ponga encima de la mesa la modificación sustancial de la reforma de pensiones y de la reforma laboral”, insistieron.

Es en ese momento en el que Sordo ha hecho hincapié en que el Ejecutivo tiene que concretar medidas y buscar mayorías ya que eso será “lo que les dé la foto definitiva de valoración que harán de la legislatura de este Gobierno”.

Finalmente, ambos han afirmado que “es el momento de que las contrapartes, patronal y Gobierno, actúen en consecuencia, ya que, de lo contrario, la movilización que ahora iniciamos crecerá en intensidad y se prolongará en el tiempo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.