Los observadores europeos critican que las elecciones locales en Turquía se realizaran bajo coacción

Los observadores europeos critican que las elecciones locales en Turquía se realizaran bajo coacción

No han tenido un ambiente “libre y justo”.
En comparecencia ante los medios de comunicación, Andrew Dawson, jefe de la misión de observación del Congreso de Autoridades Locales y Regionales del Consejo de Europa, ha dicho que las elecciones locales en Turquía no han contado con el “ambiente libre y justo” necesario para considerarlas unas elecciones genuinamente democráticas de acuerdo con los valores europeos.

“Me temo que no estamos plenamente convencidos de que Turquía actualmente tenga el ambiente electoral justo y libre que se necesita para unas elecciones genuinamente democraticas en línea con los valores y principios europeos”, ha declarado textualmente.

Más concretamente se ha referido a que la población no puede expresar sus opiniones sin el temor a que haya represalias por parte del Gobierno y que la respuesta del pueblo ante la convocatoria de los comicios del domingo a sido un signo positivo de “resistencia democrática”. “Nosotros asumimos el hecho de que muchos partidos han tenido éxito como un signo positivo de la resistencia democrática de Turquía”, aseguró.

Tal es así que el Partido de la Justicia y el Desarrollo, AKP, de Recep Tayyip Erdogan, presidente turco, ha perdido en Ankara, la capital, y en Esmirna, así como que Ekrem Imamoglu, candidato del Partido Republicano del Pueblo, CHP, parece haber ganado en Estambul. En cambio, el mandatario turco ha asegurado que recurrirá los resultados de las elecciones allí donde lo entienda necesario.

En este escenario, Dawson ha dicho que “podría haber motivos para la preocupación” si se retrasa la publicación de los resultados definitivos, aunque todavía sea pronto para manifestarse al respecto. Ya en 2018, después de que el Erdogan anunciara la convocatoria de elecciones parlamentarias y presidenciales para el 24 de junio, el Comité de Observación de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa expresó su preocupación por la limpieza de las elecciones y aconsejó su aplazamiento, obteniendo por respuesta del entonces primer ministro que se centrara “en sus propios negocios”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *