La ONU denuncia el abandono de 500.000 refugiados Rohingya

Huyen de Birmania perseguidos por las autoridades.

Más de 500.00 refugiados rohingya han huido a Bangladesh por la discriminación, persecución y violencia por parte de las autoridades birmanas, por lo que se abre una nueva crisis migratoria que la ONU trata de paliar haciendo un llamamiento de solidaridad a la comunidad internacional. El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha emitido un comunicado en el que convoca a los gobiernos a una conferencia el próximo 23 de octubre en Ginebra para hacer frente a esta emergencia humanitaria. El documento está suscrito por el director de ACNUR, Filippo Grandi, el secretario general para Asuntos Humanitarios y Emergencias, Mark Lowck, y el líder de la Organización Internacional para la Inmigración, William Lacy Swing.
Recientemente, la ONU lanzó un plan de acción para aumentar la ayuda humanitaria en Bangladesh, para lo que son necesarios 367 millones de euros, cifra que se aspira a conseguir en la conferencia convocada. “Se trata de una oportunidad para que los gobiernos muestren su solidaridad y compartan esta responsabilidad”, dice el comunicado, agradeciendo, también el trabajo realizado por los voluntarios, distintas ONG y el gobierno de Bangladesh. A diario llegan rohingya a los campos de refugiados de este país, que se encuentran ya por encima de su capacidad y recursos. Por ello, la comunidad internacional es la única capaz de aportar los recursos mínimos: agua, alimentos y cuidado sanitario, además de otras necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.