La milicia Ninja en el Congo

Exige la creación de una comisión para corregir el acuerdo de alto el fuego.
A través de un comunicado, Pastor Ntumi -en la imagen-, líder de la milicia Ninja de República del Congo, ha exigido que se cree una comisión que corrija el acuerdo de alto el fuego firmado entre el grupo armado y el gobierno congoleño. En el mensaje, dice tener “grandes preocupaciones” acerca del texto, que no le fue presentado antes de su firma, señalando que “toma nota de la voluntad de las dos partes de acabar con la crisis, juzgando necesario poner fin a las hostilidades”, asegurando que no rechaza el acuerdo negociado entre representantes del gobierno y uno del grupo armado, pero, dice, “hay que tener en cuenta helecho de que el texto antes de su firma no nos fue facilitado y que tenemos grandes preocupaciones, por lo que exigimos la creación de una comisión mixta y paritaria de trabajo”.
Ntumi dice en el comunicado que “esta comisión tendrá la vocación de revisar y corregir el cuerpo del texto, teniendo en cuenta los siguientes puntos: arreglo político de la situación bajo observación internacional, retirada de las órdenes de arresto, adopción de una ley de amnistía general, reinserción política y socioeconómica de los milicianos, retirada de las tropas de las zonas donde no tenían presencia antes de la guerra, liberación de todos los presos políticos, apoyo multisectorial a las poblaciones afectadas en la región de Pool y organización de un diálogo nacional inclusivo bajo observación internacional”.






El grupo armado Ninja, bajo el liderazgo del pastor Frederic Bintsamou, estuvo en guerra contra el Gobierno de la República del Congo entre 1998 y 2005, y retomó las hostilidades con intensidad en marzo de 2016, con Ntumi de nuevo al frente. El acuerdo firmado por el asesor de seguridad del Ministerio del Interior, François Ndé, y el representante de los Ninja, Jean Gustave Ntondo, recoge el desarme de la milicia y recuperar el libre movimiento del comercio entre Brazzaville y Pointe Noire. A cambio, el Gobierno reducirá su presencia militar en la región de Pool para permitir la libertad de movimientos de los ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *