La larga lista de fiestas religiosas en España

Las celebraciones festivas tienen un importante impacto económico, según un informe de la CEE.
En 32.000 millones de euros y 360.000 puestos de trabajo se cifra el impacto en la economía española del turismo y las fiestas, según se desprende de este informe. Y es que, efectivamente, cualquier día de descanso laboral proporciona, además de la relajación y la oportunidad de disfrutar de un tiempo de ocio, unas suculentas cifras económicas en sectores como la restauración, el cine, el teatro, los deportes, las compras y un largo etcétera de actividades vinculadas a la vida social. Más aún cuando los días festivos se acumulan, como es el caso de hoy, festividad de la Inmaculada Concepción de María, patrona de España, que se une al fin de semana y ha venido precedida de otra fiesta, esta vez no religiosa, el Día de la Constitución. Ni qué decir de las fiestas de Semana Santa o de Navidad, que solo en países de larga tradición católica se alargan más días que en el resto de países, incluso de su entorno. Aquí, en España, las fiestas navideñas se prolongan hasta una semana más que en el resto de países debido a la festividad del 6 de enero, Epifanía del Señor.
Volviendo a las cifras económicas del informe, las fiestas, que en su mayoría son religiosas, y el turismo vinculado a ellas, aportan un 3,12% del PIB. A nadie se le escapa que el movimiento económico que se produce con motivo de la celebración de la Nochebuena, la Navidad y la fiesta de Reyes se paganiza y se traduce en un incremento muy elevado de los gastos de familias y empresas y, por tanto, de importantes ingresos para la industria de la restauración, alimentación, juguetería, moda, etc.






La gran mayoría, como decíamos antes, de las fiestas laborales son festividades religiosas. El 6 de diciembre, no lo es, ni el 1 de mayo ni la festividad de cada Comunidad Autónoma, y, naturalmente, también aportan al impacto económico del país. Sin embargo el resto de las festividades, en su mayoría, coinciden de algún modo con una celebración religiosa, como sucede con las fiestas locales, que suelen estar vinculadas al día del patrón o la patrona de la ciudad, pueblo o región, y cuyas celebraciones se suelen extender durante varios días, con el consiguiente consumo que generan. Hay 40 días festivos declarados de interés turístico internacional y 85 fiestas religiosas declaradas de interés turístico nacional, que aportan 9.800 millones de euros al PIB y generan 97.000 empleos sostenidos. Celebraciones, que perfectamente podrían ser no religiosas, como el Día del Padre, 19 de marzo, san José, aparecen y desaparecen del calendario laboral, años sí y años no, y otras son sustituidas por otros días o añadidas a las fiestas de asistentes, como es el caso del 26 de diciembre, san Esteban. En cambio, el Día de la Madre siempre cae en domingo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.