La Justicia de Brasil anula la candidatura de Lula

La Justicia de Brasil anula la candidatura de Lula

En virtud de una ley que él mismo promulgó.
No todo está perdido para Lula da Silva en su carrera hacia la presidencia de Brasil. Aunque el camino se antoja angosto y lleno de obstáculos, al político más popular de la historia de Brasil todavía le quedan algunas opciones.

El Tribunal Electoral brasileño anuló el viernes su candidatura a la presidencia en virtud, precisamente, de una ley que él mismo promulgó y por la que ningún condenado en segunda instancia puede presentarse a los comicios.

Lula fue condenado por corrupción a 12 años de cárcel, aunque él siempre ha defendido su inocencia. Los distintos recursos no le han sido favorables.

Con todo, se inscribió como candidato a la presidencia el pasado 15 de agosto y es el favorito por los votantes: un 36% de la intención de voto, frente al 18% del siguiente.

Aún dipone de tres recursos
El ex presidente brasileño puede ahora rechazar el veredicto del Tribunal Electoral y continuar hacia las urnas. Todavía puede interponer tres recursos: uno ante el Tribunal de Justicia y dos ante el Supremo.

Nada le impide, entre tanto, continuar haciendo campaña. En realidad, es su formación política, el Partido de los Trabajadores, PT, quien la hace en su nombre mientras el continua encarcelado. Pero sí aparece en la propaganda electoral.

El riesgo es que, si las cosas continúan así, llegue la jornada electoral y sus votos puedan considerarse nulos.

Todo en manos de Haddad
Otra posibilidad es aceptar la sentencia y delegar la campaña y el proyecto político en Fernando Haddad, ex alcalde de São Paulo, su número dos. Pero esta opción no termina de convencer.

Hay quienes dicen que Haddad es el verdadero candidato del PT y que Lula solo presta su nombre de forma que el ex alcalde tenga tiempo de darse a conocer y ganar votantes.

Tal es así que, en una reciente encuesta, sólo el 4% de los votantes del ex presidente prestaría su voto a Haddad si Lula es apartado de la carrera presidencial por el Tribunal Electoral.

Cuestión de plazos
Es el propio ex presidente quien puede tener la llave para desbloquear la situación. En realidad, se trata de una cuestión de plazos. El próximo 17 de septiembre es el último día para solicitar cambios en una candidatura.

En caso de que Lula pueda encadenar recursos y estirar hasta esa fecha su condición de candidato, en el último momento podría cambiar su inscripción y dejarlo todo para Haddad, de forma que haya podido hacer campaña a favor de su número dos y mantenido al partido dentro de la legalidad.

Los plazos también juegan en contra del ex presidente. El Tribunal Electoral no tenía previsto juzgar este pasado viernes la candidatura de Lula.

En sus manos había más de una decena de denuncias contra puntos concretos de la campaña del Partido de los Trabajadores. Entre ellas, la que ponía en cuestión que el expresidente apareciera en televisión pidiendo el voto desde la cárcel.

Presiones del Ministerio Público
Pero los jueces cedieron a la presión del Ministerio Público que emitió un comunicado en la que se les decía que “no se pueden desperdiciar los recursos públicos en campañas electorales estériles y sin viabilidad jurídica”.

Y es que ayer comenzaba la emisión de publicidad de cada campaña en horario de máxima audiencia. En Brasil está prohibido que un candidato compre espacios publicitarios en medios privados.

Campaña en televisión
Gran parte del éxito de una campaña están en función de lo que el público ve en la televisión. Lula dispone de buena parte de ese tiempo y cada segundo en el que apareciera sería un golpe contra la justicia.

Con la anulación de su candidatura, se borra de un plumazo cualquier posible espacio publicitario protagonizado por el ex presidente brasileño.

Ahora, el PT deberá tirar de ingenio para llegar a tiempo con anuncios completamente nuevos y que evidencian que están presentando a un candidato prácticamente ilegal haciendo campaña en nombre de otro, que es impopular.

Así las cosas, algunos miembros del partido apuntan a que será el lunes cuando Haddad sea nombrado sustituto, mucho antes de lo previsto, y evitar, así, malgastar espacio televisivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.