Junqueras, ex consellers y ‘Jordis’ declararán mañana en el Tribunal Supremo

Procesan por rebelión a la cúpula del independentismo

Lo harán solo respecto a la petición de revisión de la prisión incondicional.

Según la providencia dictada por Pablo Llarena, magistrado del Tribunal Supremo, han sido citados para mañana viernes el ex vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, siete exconsejeros y los ex presidentes de ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.
El Supremo asumió el pasado viernes todas las causas por rebelión, sedición y malversación derivados del procés, por lo que los exconsejeros y los ex presidentes de ANC y Òmnium Cultural solicitaron declarar ante el juez Llarena para que sean revisadas las medidas cautelares que en su día la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, impusiera a los acusados y, así, valore la posibilidad de quedar en libertad.
Según los escritos dirigidos al juez, y puesto que la mayoría de los encarcelados se presentan a las elecciones catalanas de diciembre, los acusados tienen derecho a hacer campaña fuera de la cárcel, campaña que comienza el 5 de diciembre, de tal modo que, si el juez Llarena, después de tomarles declaración, les deja en libertad, podrían hacer toda la campaña fuera de la prisión. Igualmente, los escritos solamente solicitan que se revise la prisión incondicional pero que no se entere a declarar sobre el fondo de las causas que se les atribuye. El juez, en principio, accede a dicha petición.

Piden que se aplique el mismo criterio que a los miembros de la Mesa
Cabe recordar que los encarcelados se negaron a contestar a las preguntas de sus abogados en su comparecencia ante la Audiencia Nacional. Ahora esperan que se actúe de la misma forma que el Supremo hizo el día 9 de noviembre al imponer finanzas asumibles para eludir la cárcel a cinco de los seis ex miembros de la Mesa del Parlament. Entonces, Carme Forcadell y los otros cinco a los que se les aplicaron medidas cautelares acataron el artículo 155 de la Constitución y aseguraron que no volverían a infringir las normas constitucionales, entendiendo, el juez, que ese compromiso era suficiente garantía para aplicarles unas medidas cautelares asumibles. Por este motivo, los encarcelados ahora sí insinúan que acatarán el 155 y que coma aunque no renuncian a la independencia, defenderán sus ideas desde el diálogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *