Editorial “Trump es un racista”

Siento verdadera vergüenza de la posición, declaraciones y propuestas del Presidente de los Estados Unidos. Sobrepasa todos los límites de la aberración política sin que nadie le conteste con la debida contundencia.
Esta vez ha sido capaz de retuitear vídeos racistas que insultan a los musulmanes. Ataque que no puede pasar desapercibido para aquellos que amamos la libertad, defendemos la igualdad y luchamos a favor de los derechos humanos. Nuestro silencio sería tan cómplice como su vómito.
Todo empezó cuando una líder ultraderechista británica, Jayda Fransen, colgó en su twitter videos en los que se manifiesta que los musulmanes odian a Occidente o que el Islam es una lacra. No es posible que se trate de mostrar que muchos millones de seres humanos son despreciables.
La ignorancia es la madre del racismo, huérfano de la inteligencia. Ya es obsceno que una política británica difunda vídeos que denostan a todos los musulmanes. Pero que el presidente de un gobierno, el de los Estados Unidos de América, Donald Trump, retuitee estos cortos, merece el desprecio de todo aquel que tenga una mínima capacidad mental.
Los millones de seguidores del twitter de Trump habrán podido observar que un Presidente de los Estados Unidos, nación que defiende la libertad como la madre de su nacimiento, avergüenza a los norteamericanos y a todo ciudadano del mundo con dos dedos de frente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *