Irán, dispuesta a participar en una carrera nuclear con Trump

Irán, dispuesta a participar en una carrera nuclear con Trump

Desde ayer, Irán ha comenzado a enriquecer uranio por encima del 3,67% que establece el acuerdo de 2015, en lo que parece el comienzo de una carrera nuclear con Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Así  lo han confirmado las autoridades iraníes, que destacan que llegar al 20% es una opción.

Diario Progresista te necesita. Donar 12 €

Behruz Kamalvandi, portavoz del Organismo para Energía Nuclear de Irán, ha indicado que “el 20% no es ahora necesario, pero se producirá si así se quiere”. “Una vez que hemos superado el 3,67% de enriquecimiento, no tenemos obstáculo o problema con esta acción”, añadió.

«Hoy, si nuestro país necesita una cosa, no perseguiremos algo más sólo para asustar un poco más a la otra parte», señaló. Con todo, Kamalvandi explicó que «está la opción del 20% y hay opciones incluso superiores, pero cada una tiene su lugar». Además, advirtió, el resto de países «saben que es una tendencia ascendente», para terminar diciendo que el aumento de centrifugadoras es otra de las opciones como un tercer paso en la paulatina reducción de los compromisos en el pacto de 2015.

El régimen de los ayatolás ya ha avisado de que seguirá desvinculándose progresivamente del acuerdo cada 60 días mientras Europa no tome «nuevas iniciativas» que garanticen la plena reincorporación del país a los mercados internacionales. Es al respecto de ello a lo que se ha referido Mohamad Yavad Zarif, ministro de Exteriores de Irán, al señalar que el aumento del porcentaje del uranio enriquecido no es una violación del pacto nuclear, sino el comienzo de una «segunda fase de medidas correctivas» que quedan recogidas en el artículo 36 de dicho acuerdo.

Éste establece que cualquier a las dos partes tiene la posibilidad de acudir a una comisión conjunta si cree que la otra no está cumpliendo sus compromisos. Irán está permitiendo que se verifique su programa nuclear y, a cambio, se irá reintegrando a los mercados internacionales, empezando por el del petróleo.

Por su lado, la Unión Europea entiende que existe un mecanismo de comercio bilateral, Instex, que estará operativo y disponible para todos los estados miembro, mientras que la República Islámica critica que Europa no compra petróleo ni ha considerado abrir líneas de crédito que permitan la subsistencia del país, más aún cuando la reanudación de las sanciones estadounidenses están ahogando su economía, y con las amenazas a cualquier empresa extranjera que negocie con el régimen iraní.

Así, Eshaq Yahangiri, vicepresidente primero de Irán, ha asegurado que se han respetado los compromisos por su parte durante todo un año después de que Estados Unidos se retirara del acuerdo nuclear. De ahí que insista en que, si el resto los países firmantes cumplen con sus compromisos, será «reversibles» la reducción de los compromisos por parte del país. Pero, amenaza, «cualquier paciencia se agota al final».

Por su lado, Dimitri Peskov, portavoz de la Presidencia rusa, ha destacado lo preocupante de la situación y manifestado que «lo primero que Rusia tiene en mente es continuar el diálogo y la gestiones diplomáticas. Seguimos siendo partidarios del Pacto Integral de Acción Conjunta”, el nombre oficial del acuerdo nuclear de 2015. Luego, recordó que Vladimir Putin, presidente ruso, ya alertó del peligro de abandonarlo. «Ahora estamos constatando esas consecuencias, lamentablemente», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.