Intel reconoce errores en sus microprocesadores

Hay una vulnerabilidad que también afecta a otros fabricantes.
A través de un comunicado, el fabricante tecnológico Intel ha reconocido una vulnerabilidad en sus procesadores, a través de la cual se puede acceder a datos sensibles de aquellos dispositivos donde estén instalados, y asegura que también existe en componentes de otros fabricantes. Linux y Windows ya trabajan en las actualizaciones de sus sistemas operativos. Según el comunicado, no se conoce todavía el origen del bug pero sí se reconoce que a través de él se pueden “obtener indebidamente datos sensibles”, si bien no genera riesgos de “corrupción, modificación o eliminación de datos”.
Por otro lado, afirman que los procesadores “de muchos vendedores distintos” pueden estar afectados por esta vulnerabilidad, a la vez que ha anunciado que ya está trabajando con otros fabricantes tecnológicos, como AMD y ARM Holdings, para solucionar el problema a nivel sectorial, así como que ya está ofreciendo “actualizaciones de software y firmware” para paliar esta vulnerabilidad.

Microsoft, por su parte, ya ha lanzado una actualización para Windows 10, con mejoras de seguridad para varios servicios, entre ellos el kernel, que es el programa a través del cual se cree que es posible aprovechar esa vulnerabilidad con fines perniciosos. Todavía no hay disponibles las actualizaciones para el Windows 7 o Windows 8.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.