Human Rights Watch denuncia al Gobierno griego por incumplir sus promesas de protección a menores refugiados

Dice que son enviados a centros de inmigrantes o encerrados.
En agosto del pasado año, el Ministerio de Migración griego se comprometió a enviar a los menores de edad solicitantes de asilo a zonas seguras y a albergues especiales. Sin embargo, Human Rights Watch, HRW, denunció ayer que, ya en diciembre, 54 niños habían sido llevados a celdas policiales en custodia protectora y a centros de detención de inmigrantes. “Nuestras investigaciones, compartidas con el Ministerio de Migración griego, han descubierto que estos niños detenidos viven en condiciones antihigiénicas, junto a adultos con los que, en la mayor parte de las ocasiones, no tienen ninguna relación, y pueden ser víctimas de abusos y de malos tratos por parte de la policía”.
Según la organización, estas detenciones pueden impactar gravemente en los menores, desde la depresión hasta el desorden de estrés postraumático, además de ansiedad, pérdida de memoria y perjuicio de su desarrollo. HRW denuncia que el asunto puede ser peor, ya que “los menores detenidos en Grecia, que pueden haber sufrido experiencias horribles al escapar de zonas de guerra, muchas veces no reciben tratamiento médico, psicológico o ayuda legal. El número de los que saben porqué han sido detenidos o cuánto tiempo permanecerán entre rejas es todavía menor”.

Encerrar a niños no es aceptable
La organización humanitaria y de defensa de los Derechos Humanos reconoce que la crisis de refugiados es complicado para Grecia, ya que no hay espacio en instalaciones adecuadas para atender a los solicitantes de asilo y otros países de la Unión Europea se niegan a encargarse de su parte correspondiente, pero ello no es excusa para encerrar a unos niños. Recomienda que Grecia “debería encontrar espacio en instalaciones en funcionamiento para los niños bajo custodia policial. También debería trabajar en aumentar su capacidad de asilo, en encontrar alternativas a la detención y en establecer un sistema de adopción integral y funcional, lo que también beneficiaría a los niños griegos”.
Human Rights Watch reclama a Europa que otros miembros de la Unión Europea aceleren la “reunificación familiar para niños con familiares en otros países de la UE y deberían ofrecerse a reubicar a menores solicitantes de asilo, incluso aunque no tengan lazos familiares”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.