Gestha propone un nuevo impuesto para sustituir al de plusvalía

Gestha propone un nuevo impuesto para sustituir al de plusvalía

Oposición del colectivo de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) a la supresión del Impuesto de Plusvalía municipal por el agujero que dejará en las arcas de los Ayuntamientos. Consideran que supondrá que los Consistorios dejarán de ingresar millones de euros.

El Tribunal Constitucional declaró contrario a la Constitución el cálculo de este tributo, lo que supone, de hecho, que se paralice su aplicación. Por eso, Gestha propone que se sustituya el Impuesto de Plusvalía por un tributo nuevo.

Concretamente, los técnicos de Hacienda ponen sobre la mesa un nuevo impuesto municipal de plusvalía de los terrenos, tanto urbanos como rústicos.

Este tributo se determinaría por la diferencia entre el valor de adquisición y el de transmisión del suelo. Además, incluiría las plusvalías generadas en menos de un año.

Se trataría de un impuesto directo, de carácter real, no periódico, objetivo, de titularidad municipal y de carácter potestativo. Las ordenanzas fiscales que aprobarán los ayuntamientos serían la guía para su desarrollo reglamentario. Es decir, como hasta ahora.

La plusvalía debe calcularse como se calcula el IRPF

A su vez, Gestha cree que la plusvalía debe calcularse según las reglas del IRPF o el Impuesto sobre Sociedades. A diferencia positiva se aplicaría, si está construido, el porcentaje que suponga el valor catastral del suelo sobre el valor catastral total.

Así, la base imponible siempre sería una plusvalía del suelo y, por tanto, no se exigiría el impuesto si la diferencia es negativa.

Con el fin de evitar el fraude de escriturar por un valor menor del precio realmente pagado, los técnicos de Hacienda creen que el valor de transmisión debe ser mayor entre el valor real y el de referencia que fija el catastro.

Eso sí, señalan, el sujeto pasivo podría impugnar dicho valor de referencia y probar que hay alguna circunstancia que influye en la valoración del suelo. De ese modo, el impuesto exigido sería acorde con la capacidad económica real.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.