Estalla la guerra civil en Libia

Estalla la guerra civil en Libia

La tensión fue creciendo en los últimos días.
El Gobierno de Libia, el reconocido por la comunidad internacional, anunció ayer el comienzo de la operación Volcán de ira contra las fuerzas del general Jalifa Haftar, líder del Ejército Nacional Libio, LNA, que la semana pasada inició una ofensiva hasta quedar a unos 50 kilómetros de Trípoli, la capital del país.

La tensión ha ido creciendo, hasta que finalmente se ha desbordado, y en la noche del sábado Fayez Serraj, jefe del Consejo Presidencial del Gobierno de Trípoli y primer ministro libio, calificó esa operación como una “puñalada trapera” contra el proceso de paz que buscaba la convocatoria de elecciones para poner fin a la crisis abierta en 2011, cuando el sátrapa Muamar el Gadafi fue derrocado.

Posteriormente, Serraj se reunió con el general Mohamed al Sharif, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, y acusó al Gobierno francés, convocando a Beatriz du Hellen, embajadora de Francia en Libia, de arengar a Haftar para llevar a cabo la operación que le ha llevado a las puertas de Trípoli para apropiarse de los recursos energéticos ahora bajo control de su Gobierno. Además, el Ejecutivo libio tiene la convicción de que el ataque del líder del LNA cuenta con respaldos dentro del mismo gobierno por lo que Fathi Bashagha, ministro del Interior, ha solicitado a todos los “socios del Ministerio que entreguen los nombres de los involucrados en esta operación antes de 72 horas”.

A primera hora de la tarde de ayer, la aviación de Haftar inició los bombardeos en los alrededores de Trípoli, siendo respondido por la fuerza aérea del Gobierno de la capital bombardeando la región de Wadi Rabea, donde se congrega parte de las fuerzas del LNA. Casi simultáneamente, Mohamed Gununu, portavoz del Ejército de Trípoli, anunció el inicio de la operación Volcán de ira para “derrotar las fuerzas golpistas y extralegitimadas en todo el país”, dando comienzo la contraofensiva.

En rueda de prensa, afirmó: “Nuestras fuerzas disponen de tácticas firmes y precisas que desbaratarán cualquier ataque que las fuerzas de Haftar quieran realizar contra Trípoli”. Según ha señalado, de momento se ha capturado “una importante cantidad de vehículos militares” de las fuerzas del LNA, e informó que se ha dado la orden de avanzar “por todos los frentes”.

Al poco de conocerse el anuncio de la operación, Naciones Unidas ha pedido una tregua humanitaria a las afueras de la capital. Por su parte, la Media Luna Roja, a través de un comunicado, ha señalado la necesidad de respetar las normas del derecho internacional humanitario, brindando protección a los inocentes y respetando el emblema de la organización. También ha pedido colaboración para que los voluntarios cumplan su imperativo humanitario.

Por otro lado, la energética italiana Eni ha indicado que su personal nacional destinado en los campos petroleros de Al Wafa, El Feel, además del de Trípoli, se retirará del país. La decisión se ha tomado entre los dos países. un portavoz de la energética ha señalado que “la situación en las instalaciones petroleras en Libia está bajo control y la compañía está siguiendo de cerca el desarrollo en el terreno”.

Igualmente, el Mando Africano del Ejército de Estados Unidos confirmó el traslado de posición de una parte de su contingente en Libia puesto que la seguridad en la zona “se está volviendo cada vez más compleja e impredecible”, según ha explicado Tomás Waldhauser, General del Cuerpo de Marines de Estados Unidos y comandante del Mando Africano del Ejército estadounidense. Añadió: “Incluso tras este ajuste de nuestras fuerzas, seguiremos demostrando agilidad a la hora de apoyar nuestra estrategia actual”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.