El tiempo de resistencia en un ataúd es de cinco horas

El tiempo de resistencia en un ataúd es de cinco horas

No existe una postura común, por parte de los científicos, acerca del tiempo que una persona viva podría sobrevivir dentro de un ataúd, solo está claro que no sería mucho tiempo. Hay algunos que hablan de entre diez minutos a una hora, a la vez que otros argumentan que podría pasar un día y medio antes de que faltase el oxígeno. Según ha informado Quo, el detalle del oxígeno es muy importante, sobre todo, a la velocidad que se va gastando.

«Diario Progresista te necesita. Donar 12 €»

Si una persona es más pequeña y ocupa menos espacio dentro del ataúd, puede sobrevivir más tiempo puesto que existe más hueco y más oxígeno, aunque en cuanto se acabe el oxígeno ya no ha solución, si se posee una altura de metro y medio o casi se llega a los dos. Por ejemplo, si el ataúd mide unos 215 cm de largo, por 70 cm de ancho y unos 60 cm de altura. El volumen de oxígeno total en este caso es de unos 909 litros. El de un ser humano medio es de 66 litros, por lo que quedan unos 843 litros de aire, de ese aire 1/5 es oxígeno (unos 168). Una persona atrapada consumiría una media de medio litro al minuto, por lo tanto bastan unas cinco horas y media para que fallezca por falta de oxígeno.

Alan R. Leff, profesor de la Universidad de Chicago especializado en medicina pulmonar y cuidados intensivos, argumenta que “una vez estás atrapado, poco queda por hacer”. Ello sin plantearnos los kilos de tierra que se echan sobre los enterramientos. Si se diese el caso de poder abrir el ataúd, señala que “la situación sería parecida a intentar salir de una avalancha de nieve o de tierra. Sería tan pesado que incluso ni tus propios pulmones serían capaces de poder expandirse para respirar”.

Si no se es consciente de la situación, cuando se está dentro del ataúd, lo lógico es pensar que esa muerte es un sueño. El dióxido de carbono que produce nuestro cuerpo lo que provocaría es un sueño tranquilo antes de que el corazón se detenga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *