El presidente de la Federación de Fútbol pagó, presuntamente, con dinero público la construcción de su vivienda

El presidente de la Federación de Fútbol pagó, presuntamente, con dinero público la construcción de su vivienda

Los hechos habrían sucedido en diciembre de 2015.
Según desvela el diario El Mundo, Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, RFEF, habría intentado pagar la reforma de su vivienda particular con dinero de la Asociación de Futbolistas Españoles, AFE, el sindicato de este deporte, cuando era su máximo director.
Esta es la versión que Yasmina Eid-Macheh, la arquitecta que reformó la casa de Rubiales y diseñó la Casa del Futbolista para la AFE, sostiene acerca del abono de las facturas por la reforma particular. Según ella, éstas sumaban más de 100.000 euros, que nunca pagó. Asimismo, el presidente federativo ofreció a Eid-Macheh cobrar del dinero de AFE, a lo que ella se negó, ante lo que el entonces presidente del sindicato de futbolistas respondió agrediéndola, tal y como consta en las denuncias que la arquitecta presentó en un juzgado de Valencia, que ya ha incoado los correspondientes expediente, uno por las lesiones leves que supuestamente le causó, y otro civil por el dinero de la obra, 120.000 euros, que, según ella, le debe Rubiales.

Miguel Ángel Galán también denuncia
A su vez, Miguel Ángel Galán, presidente del Centro Nacional de Formación de Entrenadores, que también fue candidato a la presidencia de la RFEF, ha presentado una nueva denuncia contra el mandatario federativo por administración desleal de éste, cuando presidía la AFE, y corrupción entre particulares.
Galán acredita y se refiere a dos conversaciones suyas con Eid-Macheh en las que la arquitecta reconoce que Rubiales intentó convencerla para pagar su reforma particular con dinero del sindicato de futbolistas. Según consta en la denuncia, una vez que empezó la obra, Rubiales dijo a la mujer que tenía problemas con Hacienda y que no podía empezar a pagarle y le pidió que adelantada ella el importe de los materiales, que ascendió a 120.000 euros.
Posteriormente, el federativo ofreció al despacho de arquitectura de Eid-Macheh diseñar y llevar a cabo la obra de la Casa del Futbolista, a lo que accedió, y después le propuso adjudicar la deuda pendiente de la reforma el contrato con el sindicato de futbolistas. Según indica Galán, destinar un 40% de lo cobrado a esa deuda, a lo que ella se negó e interpuso la demanda por el adeudo y la agresión sufrida.

El sindicato lo desmiente
La AFE, por su parte, niega los hechos al respecto de los fondos de la asociación. “La AFE no ha financiado ninguna obra particular a Luis Rubiales”, dice un comunicado emitido por el sindicato de futbolistas. Según explican en él, se contrataron “los servicios de un despacho de arquitectura para la realización de una fase preliminar del citado proyecto, consistente en la redacción de un programa de necesidades y la presentación de posibles emplazamientos”. “AFE abonó una factura”, continúa el documento, “por el encargo solicitado, y como no fue ejecutado en los términos convenidos, interpuso una demanda judicial de resolución de contrato y reclamación íntegra de dicha cantidad contra el citado despacho de arquitectura, cuyos autos se están tramitando por el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Valencia”.
La denuncia de Eid-Macheh sigue su curso en el Juzgado de Instrucción número 11 de Valencia, a la espera del informe forense sobre los daños sufridos por la mujer, mientras que, como consecuencia de la demanda de Galán, el Juzgado número 6 de Valencia ha abierto diligencias de investigación para esclarecer los hechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *