El General Fulgencio Coll trata de provocar ruido de sables para hacer tambalear la democracia

El General Fulgencio Coll trata de provocar ruido de sables para hacer tambalear la democracia

Según informaciones recogidas por Diario Progresista, el general Coll se puso en contacto con otros generales retirados con el fin de ser apoyado en sus temerarias declaraciones.

España ha recogido en su historia, en los últimos siglos, un largo listado de golpes militares que han puesto en serio peligro la vida política. Casi todos estaban caracterizados por sus tintes reaccionarios. La que ha sido siempre más conocida fue la dictadura de Franco tras la sangrienta Guerra Civil que asoló España. Pero en sus primeros años, también el férreo autoritarismo del general gallego, pudo verse tambaleado por la amenaza militar.

Solía existir ruido de sables en los cuarteles y alborotos ante cualquier movimiento que pudiese suponer un detrimento en sus privilegios. En el legado del ‘Caudillo’ se daba la orden al Ejército que había que mantener a Juan Carlos de Borbón como jefe del Estado.

Las primeras elecciones democráticas tras la dictadura se celebraron el 15 de junio de 1977 y, posteriormente, el 23 de febrero de 1981, tuvo lugar una tentativa de golpe de Estado, llevada a cabo por el teniente coronel Tejero y los generales Armada y Milans del Bosch.

Entre esas dos fechas existieron diversas alarmas. Algunas quedaron en simples charlas conspiratorias pero hubo una de ellas, la conocida como operación Galaxia, que acabó con el arresto, juicio y condena de Antonio Tejero, aunque los golpistas reconocieron que su intención era secuestrar a Adolfo Suárez, entonces presidente del Gobierno, y sacar al país de lo que ellos consideraban una situación política “caótica”.

La pena asignada al Teniente Coronel fue tan leve que no perdió el tiempo para organizar la intentona golpista del 23F. Tras ello, los intentos de golpe desaparecieron, una vez comenzó a gobernar el PSOE con mayoría absoluta, confirmándose la integración de España en la OTAN.

El entonces ministro de defensa, Narcís Serra, llevó a cabo una serie de reformas en el estamento militar, como subida de sueldos y generosas ofertas de jubilación y retiro.

Los ruidos de sables dejaron de oírse en los cuarteles, ahora sustituidos por ruidos de sotanas, que ven peligrar los privilegios de los que goza la Iglesia Católica en nuestro país.

Todo lo dicho sirve como preámbulo, una vez conocida la historia, vuelve el ruido en los cuarteles de la mano de Fulgencio Coll, general retirado que exige a los “poderes del Estado” que analicen la posibilidad de juzgar a Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones, por alta traición por lo que ‘consideran’ “un problema para la seguridad nacional”.

La vida política de un país debe estar dirigida por políticos. Ninguna intromisión puede hacerle bien a la ciudadanía. El estamento militar ha de estar, según exige la ley, bajo las directrices que marque el Ministerio de Defensa.

3 thoughts on “El General Fulgencio Coll trata de provocar ruido de sables para hacer tambalear la democracia”

  1. No pueden romper una democracia ya consolidada y la que quiere el pueblo español. Al primero que acerque esos proyectos a la cárcel 40 años, y se le quitaran las gilipolladas de la cabeza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.