El FROB reconoce que el rescate costó más de 45.000 millones de euros

El FROB reconoce que el rescate costó más de 45.000 millones de euros

Según ha reconocido el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), ha derivado en un impacto patrimonial negativo de 45.640 millones de euros el resultado de las actividades tanto de reestructuración como otras ordinarias.

A la vez que, la totalidad de los fondos inyectados en el sector bancario, esto ha supuesto un aumento de a 58.685 millones de euros, el 4,86% del PIB, tal como ha sido recogido en el informe 10 años del FROB 2009-2019.

5.917 millones de euros han sido recuperados por ahora, los cuales corresponden a las devoluciones de Banca Cívica (1.s142 millones de euros), CajaSur (803 millones de euros) o BFA-Bankia (346 millones de euros).

El 30 de junio de 2019, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria ostentaba participación directa del 100% en BFA e indirecta con Bankia por medio de BFA del 61,77%. Debido a ello, junto a la de Sareb, considera que podrán ser recuperados 9.729 millones de euros. De todos modos, necesita que las ayudas que se recuperen estén condicionadas a la evolución y desinversión final en las participadas.

Jaime Ponce, presidente del FROB, ha trasladado, a través de una carta y de un documento que supera las 200 páginas, que el balance de lo realizado por el organismo supone un “buen servicio” al interés general, en lo relativo a la gestión de la crisis como en su intervención en situaciones de riesgo.

El presidente del FROB ha señalado que existe la necesidad de continuar trabajando para la construcción de un futuro en mejores condiciones, independientemente de que “ya ha sido mucho lo vivido y aprendido”.

También ha resaltado la “gravedad” de los efectos que ha tenido la crisis sobre la sociedad, subrayando lo “esencial” de tener apoyo en las instituciones para los periodos de inestabilidad económica.

“El FROB no ha dejado de actuar, aprender y crecer como institución pública encargada de intervenir en situaciones de riesgo para la estabilidad financiera y, por tanto, para el bienestar de todos los ciudadanos”, ha indicado.

Según Ponce, la última crisis financiera se recordará como una depresión económica e inestabilidad financiera “sin precedentes”, históricamente, desde la guerra civil. Precisamente, el FROB fue creado para dar respuesta a esa crisis a través de la intervención estatal en el sector bancario.

Tras diez años de funcionamiento, Ponce ha trasladado el “comprometido” trabajo que se ha realizado desde el organismo, por ello, ha enviado un “sincero reconocimiento” a todos los empleados y colaboradores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.