El cruel tráfico de marfil en Malasia

El cruel tráfico de marfil en Malasia

El temor es que el país se convierta en punto de encuentro del contrabando.
Cuatro toneladas de cuernos de elefante y productos de marfil han prendido fuego las autoridades de Malasia, dentro de su campaña que tiene como objetivo acabar con el contrabando, además de impedir que el país se convierta en punto de encuentro respecto al envío de mercancía fraudulenta desde África a otros lugares de Asia.

Xavier Jayakumar, ministro de Agua, Tierra y Recursos Naturales, ha trasladado que las 3,92 toneladas de marfil que han sido destruidas forman parte de las incautaciones realizadas en los puertos y aeropuertos entre 2011 y 2017, estimando que el valor de las piezas podría alcanzar los 13,3 millones de ringgits (casi 2,9 millones de euros).

“Los contrabandistas se sirven de Malasia como canal de transporte antes de enviar (el material) a otros países como Hong King, Vietnam y China”, ha apuntado Jayakumar. Las autoridades incautaron, en agosto de 2018, 50 cuernos de rinocerontes, los cuales iban a ser enviados a Vietnam y estaban valorados en unos 12 millones de dólares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.