Editorial “Confianza”

El Consejo de Ministros que presidirá Pedro Sánchez tiene la confianza de las autoridades europeas. Su promesa en sede parlamentaria de respetar la estabilidad presupuestaria y los equilibrios macroeconómicos son la viva prueba de que estamos en presencia de un buen comienzo.
No renuncia el Presidente del Gobierno, empero, a desarrollar una agenda social que ponga en marcha las reformas que necesitan los ciudadanos de este país. No renuncia a buscar las fórmulas que garanticen una pensión digna para nuestros mayores, la recuperación de los derechos laborales, la igualdad de género o la defensa de la política de dependencia que pusieron en marcha los mismos socialistas hace diez años.
Pero nada de eso se podría hacer si no se garantiza la estabilidad presupuestaria y la vocación europea. Una vocación que nos exige como país formar parte del bloque que debe enfrentarse comercialmente al proteccionismo de los Estados Unidos de América y políticamente a las injerencias de Rusia. Una Unión Europea que debe garantizar la libertad y el bienestar de todos los ciudadanos que la componen.
Por eso, tener la confianza de las autoridades europeas, por mucha discrepancia que pueda ver en el modelo que deseamos para la Unión, es garantía de que estamos ante un gobierno serio que afrontará su responsabilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.