Crecen los beneficios de los bancos, disminuyen los salarios de los trabajadores

Crecen los beneficios de los bancos, disminuyen los salarios de los trabajadores

BBVA logra un beneficio de 1.340 millones de euros hasta marzo.
Un 11,8% más de beneficios respecto al mismo periodo de 2017 es el resultado obtenido por el Grupo BBVA en el primer trimestre de 2018, 1.340 millones de euros, siendo el mayor resultado trimestral de los últimos tres años, algo que se logra gracias a la buena evolución de los ingresos recurrentes, la moderación en los gastos de explotación y los menores saneamientos y provisiones. Carlos Torres, consejero delegado de la entidad, a subrayado que “vemos un excelente inicio del año, con sólidos y recurrentes resultados, así como importantes avances en la transformación, que demuestran el éxito de nuestra estrategia”.
Así, México representa el 35% del beneficio, seguida de España, 25%, América del Sur, 13%, Turquía, 12%, Estados Unidos, 12%, y resto de Eurasia, 3%. 4.288 millones de euros es la cifra que alcanzó el margen de intereses, un 0,8% menos interanual, un 9,3% más a tipos de cambio constante, además de que las comisiones crecieron un 1,1% interanual, lo que representa un 9,8% más si no se considera el efecto divisa. Sumando ambas partidas, resultan 5524 millones de euros, -0 4% interanual, +9,4% en términos constantes.
En cuanto a las operaciones financieras, los resultados revelan una caída en la comparativa interanual, porque se registran las plusvalías por la venta de la participación en el banco chino CNCB del 1,7% durante el primer trimestre de 2017, mientras que el margen bruto se sitúa en los 6.096 millones de euros, una caída interanual del 4,5%, una subida del 4,2% si no se considera efecto divisa.
Por su parte, los gastos de explotación disminuyeron, en el primer trimestre de 2018, un 5% interanual, si bien, en términos constantes, aumentaron un 3,2%, por debajo del crecimiento del margen bruto y de la inflación media de las zonas del mundo en las que el grupo está presente. Gracias a ello, se mejora el ratio de eficiencia, hasta situarse en el 48,9%, el mejor 2 de junio de 2012, y batiendo “la media de los principales competidores europeos”. Así, el margen neto alcanza los 3.117 millones de euros, un descenso del 4% comparado con el primer trimestre de 2017, pero un aumento de un 5,1% sin el efecto divisa.
Por otro lado, la tasa de mora sigue a la baja y se sitúa en el 4,4%, dos décimas menos que en diciembre, mientras que la tasa de cobertura sube hasta el 73%, ocho puntos por encima del final del último trimestre del pasado año, y el coste del riesgo cierra en el 0,8%. Además, en cuanto a la solvencia, el ratio CET1 fully loaded proforma se sitúa en el 11,47% a final de marzo, incluyendo las operaciones corporativas que ha anunciado BBVA Chile y el acuerdo con Cerberus, aún pendiente de cerrar, mientras que el ratio de apalancamiento fully loaded quedó marcado en un 6,4% en marzo.
La inversión crediticia experimentó un retroceso del 2,4% interanual hasta marzo, frente al crecimiento de créditos al consumo, un 37,7%, mientras que los depósitos de clientes en gestión, que se sitúan un 2,3% por debajo a los del año anterior. El resultado atribuido alcanza los 437 millones de euros, lo que supone una subida de un 17,3% comparado con el primer trimestre de 2017. La tasa de mora del área de actividad bancaria en España sé fijo en el 5,4%, una décima menos que en diciembre de 2017, mientras que la cobertura ascendió hasta el 57%, 7 puntos porcentuales más que a final del año pasado. Finalmente, las ventas digitales aumentaron en todas las partes del mundo donde opera el grupo y representan un 37% del total en el trimestre, a la vez que también crecen los clientes que se relacionan con el banco por canales digitales, hasta alcanzar el 25% interanual, y los móviles, un 43%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *