Cien muertos por explosiones en el puerto de Beirut

Cien muertos por explosiones en el puerto de Beirut

Unas potentes explosiones registradas en la tarde del martes en el puerto de Beirut causaron la muerte a 158 personas. También hirieron a más de 6.000. El balance inicial fue de 4.000, según informó George Kettneh, secretario general de la Cruz Roja libanesa.

Algunos gobiernos extranjeros confirman que entre las víctimas hay ciudadanos de varios países. De hecho, Filipinas constata que dos de sus nacionales han muerto y hay otros once de desaparecidos.

En un comunicado, la Fuerza Provisional de Naciones Unidas para Líbano (FINUL) señala que la “enorme explosión” ha provocado daños a uno de sus barcos anclados en el puerto de Beirut. Además, varios cascos azules han resultado heridos, algunos de gravedad.

No obstante, la Cruz Roja libanesa advierte de que la cifra de víctimas mortales podría aumentar. Tal es así que los servicios de emergencia todavía buscan entre los escombros a un centenar desaparecidos.

Los constantes cortes de electricidad provocados por las explosiones han ralentizado las tareas de búsqueda y rescate de supervivientes durante la madrugada.

Una fuerte explosión generó una gran columna de humo, como se ve en los vídeos que circulan por redes sociales. Después de ésta, hubo una segunda deflagración mucho mayor. Incluso, las ciudades vecinas de Tiro y Sidón, así como en Chipre, a 240 kilómetros, sintieron las sacudidas de las explosiones.

El origen podría estar en unos almacenes del puerto de Beirut

Se desconocen las causas de estas explosiones, que se produjeron en una zona de almacenes con explosivos. Se trabaja con una primera hipótesis, por la que se sospecha que el origen está en unas 2.750 toneladas de nitrato de amonio. Esta gran cantidad de ese compuesto estaría almacenada en una de las naves que ardieron por sus precarias condiciones de seguridad.

Según ha explicado Abbas Ibrahim, director de Seguridad Nacional, en el puerto se guardan los explosivos incautados por las autoridades portuarias desde hace años. Con todo, insta a esperar a las conclusiones de la investigación.

Por su parte, Michel Aoun, presidente de Líbano, ha anunciado que se creará una comisión para investigar las causas y cuyas conclusiones deberá entregar en cinco días. Además, también se creará una célula de crisis para tratar las repercusiones de lo acontecido.

Asimismo, Hasán Diab, primer ministro libanés, deslizó que podría ser una acción deliberada. Señaló que los responsables “pagarán el precio”. Aseguró que esa afirmación “es una promesa a los mártires y a los heridos”.

Tal es la magnitud del desastre provocado por las explosiones que las autoridades libanesas han pedido ayuda internacional. Países como Qatar y Kuwait enviarán médicos y Egipto y Jordania ha mostrado su disposición para ayudar en todo cuanto sea necesario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.