Cataluña también es ciencia

Por Carolina Gutiérrez
(investigadora biomédica)

Asistimos perplejos a todo lo que acontece en Cataluña en estos últimos días: DUI, artículo 155, salida de empresas a otras comunidades…
Y no puedo dejar de acordarme, por la parte que me toca, de los investigadores que desempeñan su labor en algún centro de Cataluña ante lo que pueda acontecer con su futuro profesional.
Si ya de por sí sabemos de los recortes que viene sufriendo la ciencia en nuestro país desde la entrada en la crisis mundial a la que no fuimos ajenos, una separación independentista de Cataluña no creo que vaya a mejorar la cosa. Imagino que algunos investigadores estarán convencidos que como “España les roba” y también en ciencia, que no hay mejor ocasión para librarse de ese robo que salir corriendo de ese “maldito país” y así conseguir toda la financiación deseable para sus proyectos.
Pero quiero pensar en la sensatez de la mayoría de ellos, y en esos momentos de zozobra que deben estar padeciendo al ver peligrar gran parte de su trabajo y de sus proyectos de investigación.
Conozco a muchos investigadores catalanes, la gran mayoría magníficos profesionales, con los que pude compartir algunos meses de mi vida profesional en un hospital en Barcelona, y quiero creer que se encuentran entre el grupo de los sensatos y siento que tengan que estar pasando por estos duros momentos.
La gran mayoría de las subvenciones que recibe Cataluña provienen de planes nacionales y europeos, aunque también reciben financiaciones autonómicas, pero son las menos.
Podemos engañarnos y pensar como hace Lluís Rovira, director de la Institución CERCA, y pensar que un “estado catalán seguirá formando parte de la Unión Europea y por tanto seguirá financiándose de sus subvenciones o incluso seguirá financiándose por sí misma para sostener el sistema científico con la recaudación del dinero de los catalanes.”
Pero en su fuero interno sabe que no es así. No es así porque dentro de los planes de financiación nacional gran parte de los proyectos (más del 30%) van para organismos catalanes, porque gran parte de la financiación europea la reciben por pertenecer a España, no por ser un centro catalán, porque su gran y excelente participación en estudios nacionales e internacionales se vería peligrar con su separación… ¡seamos realistas!
La ausencia de esta merecida financiación por sus excelentes trabajos produciría una parada en sus proyectos, una pérdida de puestos de trabajo, una no participación en congresos nacionales… ¿y qué sentido tiene todo esto?
La ciencia está para conseguir grandes logros, curar enfermedades, crear un país próspero y un futuro digno para todos. Juntos, somos más y mejores.
Los grandes logros son fruto de acciones conjuntas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.