Cascos califica de «intachable» la labor de Bárcenas

Cascos califica de "intachable" la labor de Bárcenas

Fue número dos entre 1989 y 1990 y abandonó el partido con la llegada de Rajoy.
Francisco Álvarez-Cascos, ex secretario general del PP, ha comparecido en la Comisión del Congreso que estudia la financiación ilegal del Partido Popular y ha dicho que nunca vio “nada ajeno” a la “contabilidad oficial” y se ha referido al comportamiento de los extesoreros Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta como “intachable”. “Jamás tuve constancia de una contabilidad paralela”, ha indicado.

Esas han sido las respuestas del que fuera número 2 del PP, con José María Aznar, además de vicepresidente y ministro de Fomento. Una vez llegó Rajoy a la dirección del partido, Cascos lo abandonó y fundó Foro Asturias, donde milita en la actualidad.

Respondiendo a las preguntas de Felipe J. Sicilia, diputado socialista por Jaén, Álvarez-Cascos ha respondido que él y sus compañeros de partido mantenían una relación “siempre muy correcta” con Bárcenas y Lapuerta. El ex secretario general ha llegado a la Comisión acompañado de Teodoro García Egea, actual secretario general del PP.

“Cuando tuve relación con ellos no he visto nunca ninguna actividad merecedora de reproche”, ha apuntado, resaltando que “nunca” conoció “nada ajeno a la contabilidad del PP que auditaba el Tribunal de Cuentas”.

En el periodo que transcurrió entre la renuncia de Rosendo Naseiro en 1990, hasta que se nombrara tesorero a Álvaro Lapuerta en 1993, Álvarez-Cascos ejerció como tesorero en funciones. Pero ha concluido que era el equipo de Naseiro el que se ocupaba de la “gestión ordinaria” de las cuentas y no recuerda ningún asunto extraordinario del que tuviese que ocuparse mientras fue tesorero en funciones.

El ex tesorero Luis Bárcenas declaró ante el juez Ruz que Cascos le había hecho una entrega de 10 millones de euros en 1994. Ha negado categóricamente este hecho: “No he recibido esa cantidad de dinero ni en este momento ni en ningún otro”, ni que pagara, cuando era número dos del PP, al abogado de Rosendo Naseiro.

En relación a los sobresueldo, respondiendo a Noelia Vera, diputada de Podemos, ha dicho que no se hizo ningún cambio en el funcionamiento del partido. Tal como ha expuesto, él cobraba en primer lugar el sueldo de senador y después de diputado, además de una cantidad mensual como secretario general del Grupo Popular, primero, y, después, como número dos del partido hasta 1996, cuando entró en el Gobierno. “No recuerdo haber recibido ningún donativo”, ha subrayado tras una respuesta a Marcial Gómez, diputado de Ciudadanos.

En su debate con Sicilia, Cascos ha enseñado una portada de El País de abril de 1991 en la que figuraba el titular “Borrell insta a los grandes de la construcción a que no paguen comisiones a los partidos”. En aquel momento, el ahora jefe de la Diplomacia española, era ministro de Obras Públicas en el Ejecutivo de Felipe González.

El ex vicepresidente del Gobierno y ministro de Fomento con Aznar ha indicado que en el año 2000, al conocer ese sistema de funcionamiento, lo que hizo fue “modificar los pliegos de condiciones para hacer imposible las adjudicaciones discrecionales o manipuladas de contratos del Estado”.

Ha dicho que es “falso” e “inverosímil” el hecho de que empresarios pagaran a partidos para conseguir obras públicas. “Es inverosímil que una empresa pague a cambio de favores imposibles de realizar”, ha respondido al preguntarle por las adjudicaciones que consiguió la empresa Constructora Hispánica cuando él estaba al frente del Ministerio de Fomento. El antiguo propietario de esta empresa, Alfonso García-Pozuelo, ha reconocido pagos al PP.

Cuando Gabriel Rufián, diputado de ERC, le ha interrogado por la causa por la que sus siglas aparecen en los ‘papeles de Bárcenas’, Cascos ha denunciado que él es una víctima de las fake news y ha defendido que “han sido reconocidos y certificados” sus ingresos en las declaraciones de Hacienda. “No puedo aceptar ninguna insinuación de otros ingresos que los que figuran en mis declaraciones”, ha señalado.

El diputado de ERC le ha preguntado si tiene dinero en los paraísos fiscales, negándolo Cascos inmediatamente. “La pregunta me ofende porque es una insinuación, una acusación”, añadiendo que no tiene “nada de lo que avergonzarse”, ni hacerse “ningún reproche”.

Para defenderse durante su comparecencia, Cascos ha vertido acusaciones de financiación ilegal de otros partidos como el PSOE recordando casos de los años 90. Además, Óscar Clavell, diputado del PP, ha leído una lista de prostíbulos andaluces en los que presuntamente se utilizaron las tarjetas de la Fundación Faffe de la Junta de Andalucía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.